Cultura

David Pérez Sañudo se impone en el XXIII Certamen de Creación Audiovisual de Cabra

  • Fernando Albizu, Mireia Chambó y Laia Cuadrado ganan en las categorías de interpretación

Foto de familia de los ganadores del certamen. Foto de familia de los ganadores del certamen.

Foto de familia de los ganadores del certamen. / a. j. roldán

El cortometraje Aprieta pero raramente ahoga, del director bilbaíno David Pérez Sañudo, se alzó como vencedor en el XXIII Certamen Nacional de Creación Audiovisual de Cabra, que cerró el telón el pasado domingo tras toda una semana de actividades y proyecciones que coparon la agenda cultural de la localidad. Rostros conocidos de la pequeña y gran pantalla, como Antonio Dechent, Celia de Molina, Fernando Ramallo o Veki G. Velilla, pasaron por la alfombra roja de este festival que cada año se consolida como una de las citas de referencia en el mundo del cine en pequeño formato a nivel nacional.

Durante la gala, que tuvo lugar en el Cinestudio Municipal, también se dieron a conocer el resto de galardones, como el de mejor actor, que recayó en Fernando Albizu por su papel en el cortometraje ganador, o el de mejor actriz, que se repartió ex aequo para Mireia Chambó por su interpretación en El mal amor, dirigida por Sergio González, y para Laia Cuadrado por La última virgen, de Bárbara Farré, que también se llevó el premio Aamma a la mejor producción dirigida por una mujer.

También consiguieron alzarse con los galardones del Certamen el cortometraje Nueve pasos, de Marisa Crespo y Moisés Romera, con el premio al mejor guión; Simbiosis carnal, de Rocío Álvarez, como mejor corto de animación; Un día en el parque, de Diego Porral, como mejor trabajo de menos de cinco minutos; y David Díaz y Eduardo Ovejero con su cinta Y mañana le damos al oxímoron, como mejor producción amateur. Completaron el palmarés el cortometraje Maridaje, de Nicolás Gutiérrez, con el premio RTVA a la creación audiovisual andaluza, e Iván Capillas por la mejor banda sonora en el cortometraje Space Mountain, de Víctor Nores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios