Cultura

El Salón Rico concluirá su restauración gracias al World Monuments Fund

  • La mayor institución internacional de carácter privado dedicada a la protección de los monumentos históricos aporta 600.000 euros a la segunda fase del proceso, que durará dos años y conlleva diversas intervenciones

Comentarios 1

Medina Azahara encuentra un mecenas. El Salón Rico, uno de los espacios más emblemáticos de la antigua ciudad palatina, completará su restauración gracias al apoyo del World Monuments Fund (WMF) Europe, la principal organización internacional de carácter privado dedicada a la protección y conservación de los monumentos históricos. Esta institución, presidida por Bertrand du Vignaud y que en el último año ha impulsado proyectos de recuperación patrimonial en países como China, Camboya, Rusia, Polonia o Italia, financiará con 600.000 euros (canalizados a través de la Fundación Daniel y Nina Carasso) la segunda fase de la intervención en el Salón Rico, que comenzará a principios de 2012 y se prolongará durante dos años, y que conlleva la reposición de los elementos decorativos y su reorganización de acuerdo a las últimas investigaciones (algunos fueron fijados por error o sobre soportes mal adaptados y debilitados).

Supervisada por un equipo de especialistas integrado por los arquitectos Pau Soler y Jorge Forné y los arqueólogos Antonio Vallejo (director de Medina Azahara) e Irene Montilla, esta segunda fase se realizará con el Salón abierto al público e incluye una intervención arqueológica y una instalación museográfica sobre la historia de este espacio singular: cómo era en su momento de esplendor, su destrucción, su recuperación a partir de los años 40 del pasado siglo y su restauración. Los expertos fijarán en las próximas semanas "el lenguaje de la intervención", según Vallejo, a la luz de los nuevos criterios en la rehabilitación de espacios de esta naturaleza y de las intervenciones que Medina Azahara ha acumulado en el último siglo. Después de una primera fase de consolidación (actualmente se está procediendo al aislamiento del artesonado bajo la cubierta del edificio y a la sustitución de la solería de hormigón por una de mármol similar a la original), "queda la parte más compleja del proceso", añadió el responsable del conjunto, "en la que se da la discusión entre distintas disciplinas: la arquitectura, la arqueología, la museografía...".

La implicación del WMF Europa en este proyecto supone "una colaboración espléndida para la recuperación definitiva de un monumento excepcional del mundo islámico medieval", indicó Vallejo. Por su parte, la directora general de Bienes Culturales de la Junta de Andalucía, Margarita Sánchez Romero, recordó que este tipo de alianzas entre el sector público y el privado "es una práctica común en otros países de Europa". En España, esta institución ha financiado recientemente obras de restauración en el Oratorio del Partal de la Alhambra de Granada, la cartuja de Miraflores de Burgos y la basílica de El Escorial.

Bertrand du Vignaud espera que esta intervención permita a los aficionados al arte del mundo entero descubrir el monumento en un estado de conservación satisfactorio. El presidente del organismo considera que el comité científico ofrece "las mejores garantías" para el desarrollo de los trabajos. "El proyecto tiene mucha complejidad pero devolverá al Salón Rico el esplendor que tuvo", aseveró el presidente de WMF Europe en España, Juan Carlos Fierro.

Este salón (también llamado de Abderramán III) se localiza en el centro geométrico del alcázar original: era el espacio de las grandes ceremonias palatinas, fiestas y recepciones de embajadores extranjeros. Fue edificado en piedras calcáreas. En la segunda fase de la restauración, las lagunas decorativas serán tratadas para armonizar el conjunto. También se desarrollarán obras de consolidación y protección en algunas partes del edificio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios