david palomar. cantaor

"Regresar a Córdoba es siempre como regresar a mi casa"

  • El gaditano compartirá espectáculo con el bailaor Keko, ambos primer premio en el Concurso Nacional

David Palomar, en una reciente actuación. David Palomar, en una reciente actuación.

David Palomar, en una reciente actuación. / miguel ángel gonzález

David Palomar es gaditano de pura cepa, pero en Córdoba encontró hace más de una década el trampolín para iniciar su carrera en solitario. El sábado vuelve a la Noche Blanca del Flamenco con un repertorio "tradicional" cargado del compás que siempre acompaña a un artista vanguardista pero fiel y respetuoso como pocos con la tradición flamenca.

-Cumple este año su tercera vez en la Noche Blanca del Flamenco, imagino que le enorgullece ser tan querido en Córdoba.

-Por supuesto, para mí estar en Córdoba siempre es muy especial porque el pistoletazo de mi carrera en solitario se puede decir que se dio allí, al recibir aquellos dos premios del Concurso Nacional en 2007. Desde entonces, para mí regresar a Córdoba es siempre como regresar a mi casa.

-Más de diez años hace desde que saliera triunfador de aquel concurso, pero seguro que aún lo tiene muy fresco en la mente.

-Eso nunca se va de la cabeza. Todos los momentos grandes de mi carrera los intento recordar, porque son imprescindibles para poder seguir avanzando.

-Actuará con Keko, al que conoce bien, y en un barrio con solera como el Alcázar Viejo.

-Si te soy sincero el barrio no lo conozco pero he visto el patio y es una preciosidad. Es maravilloso que me digas eso, porque a esta Noche Blanca voy con un repertorio más tradicional y cuanto mejor lo perciba la gente, cuanto más cercana esté y cómoda se sienta, más vamos a conectar.

-¿Han preparado algo especial?

-A Keko lo conozco desde hace años porque hemos coincidido en espectáculos de Javier Latorre y cuando yo cantaba para el baile también le he cantado alguna vez. Es maravilloso coincidir con él, no sé si haremos algo juntos, puede surgir, aunque en principio cada uno vamos con nuestro repertorio.

-¿Cómo lleva esa etiqueta que muchos le ponen de referente actual del flamenco de Cádiz?

-Me lo tomo con naturalidad. Yo nunca lo pienso, la verdad. Hago mi camino, disfruto y no pienso en ese peso, porque es injusto que recaiga todo en mí, porque hay mucha más gente en Cádiz. De todas formas, a mí me gusta escucharlo, para qué te voy a mentir.

-Su cante es Cádiz en esencia y algo tendrá su tierra para que se concentre tanto artista en tan poco espacio.

-Esa historia es la que he vivido yo, en la calle, en mi barrio y eso es lo que llevo al escenario. Cádiz para mí es la madre de todo este arte, en el sentido del legado. No pienso que esto sea de nosotros exclusivamente pero sí que es cierto que si te pones a mirar hacia atrás hace ya cientos de años que se repite la genialidad de muchos intérpretes flamencos en Cádiz, y eso tiene que significar algo. Algo ha ocurrido por aquí que ha nacido gente muy importante. Yo pienso que influye la forma de ser de la gente, la forma de vivir, lo que te da el mar y el puerto. El cante de Cádiz es un cante muy melódico. Creo que la tierra ha tenido mucha influencia en la forma de hacer el flamenco. Cádiz es una escuela muy grande y a valorar.

-¿Allí se sigue viviendo el flamenco en la calle?

-Lo que se vivió en Cádiz hace 60 o 70 años ya no se podrá vivir más. Fue una época dorada, con artistas como Enrique el Mellizo, la Perla, Manolo Vargas, Pericón, el Flecha... Una infinidad de artistas que hoy en día no existe. Pero tampoco existe la afición que había antes en la calle. La gente joven lo que ha mamado más es el carnaval. Eso está a pie de calle y la gente se agarra a ello desde que nace. El flamenco ha perdido interés. Pero ahora hay una quinta de gente joven que estamos intentando incentivar de nuevo al público.

-Y en esa generación usted también tiene un peso importante.

-La gente que ha escuchado flamenco de toda la vida está muy contenta con los jóvenes que vienen. Y es muy importante que vayan subiéndose jóvenes al barco porque, sin faltar a la tradición, hay que intentar conectar con esa gente, que es la que va a revalorizar todo esto, a mirar hacia atrás. Yo por ejemplo me enganché con Camarón, que era un vanguardista, pero después me di cuenta de que había mucho más detrás. Es importante conectar con esa gente para que se enganche a nuestra cultura y valore el legado que traemos.

-¿Cómo acogen en España la idiosincrasia gaditana?

-A mí me sorprende mucho, porque en todas las zonas de España gusta mucho el flamenco de Cádiz. Hace poco hemos estado en Madrid y en Bilbao y la gente alucina. Cádiz en sí funciona en todos lados, conocen nuestro legado mucho y lo que veo es que en Cádiz la gente asiste a los eventos, disfruta con ellos, pero quizás no comprende o estudia nuestra historia tanto como en otros sitios.

-Ha vuelto al teatro con el espectáculo ¿Qué pasaría si pasara?¿Qué tal la experiencia?

-Una maravilla y un puro disfrute. Es un espectáculo diferente y lo pasamos muy bien. La gente lo está aceptando muy bien. Para nosotros esto está naciendo, creemos que tiene que diferenciarse mucho de lo que cada uno hace de manera individual. Nos hemos juntado y estamos haciendo esto e incluso preparando nuevos guiones, pero no vamos a dejar nuestras carreras. Yo por ejemplo estoy preparando cosas nuevas, en verano no voy a cantar en muchos sitios porque quiero preparar una historia con un sexteto de músicos.

-¿Algo que se pueda contar ya?

-Es una cosa que me ilusiona mucho, vanguardista pero muy tradicional a la vez. Muy pronto contaremos más detalles, me gusta hablar de los proyectos nuevos cuando empiezan a rodar un poco. De momento, tenemos todo en mente, sabemos lo que queremos y empezaremos a caminar este año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios