Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba Recuerdos flamencos al compás de bamberas

  • El certamen presenta el catálogo de su vigésimo segunda edición, que homenajea a Agustín Gómez, La Niña de los Peines y Antonio Chacón

Juan Rafael Martínez, Blanca Torrent, Carlos Aguilar y Anita Haas, en la presentación del catálogo.

Juan Rafael Martínez, Blanca Torrent, Carlos Aguilar y Anita Haas, en la presentación del catálogo. / Lolo Agredano

El XXII Concurso Nacional de Arte Flamenco recuerda a las figuras de Agustín Gómez, La Niña de los Peines y Antonio Chacón en el catálogo que ha editado este año, en el que también celebra el centenario de El sombrero de tres picos. Un homenaje al arte jondo y a quienes han ayudado a hacerlo grande a lo largo de la historia a través de las palabras del periodista Alfredo Asensi, la catedrática de Antropología Social Cristina Cruces, el flamencólogo Juan Vergillos y el doctor en Ciencias Sociales Norberto Torres. El volumen se presentó ayer en el marco del certamen, cuya fase de opción a premio comenzará el próximo domingo.

El apartado de colaboraciones – el que cada edición da enjundia al catálogo– comienza con el artículo Mi amigo Agustín Gómez, en el que Alfredo Asensi rinde homenaje al flamencólogo cordobés, “uno de los compañeros con los que mejor congenié en nuestros años de compañerismo y amistad en Radio Popular de Córdoba”, explica el periodista. De hecho, fue Gómez el que lo introdujo en el flamenco en un tiempo en el que imperaba el pop de los Beatles, los Rolling o los Beach Boys.

Hasta que un día le llevó a la redacción un disco en el que sonó una bambera, “cante que suele gustar a los que, como tú, no entendéis o, como es tu caso, no queréis entender de esto. Pero ya te agarrará”, le dijo. Era Cantando paso la vida y estaba interpretada por el cantaor de Posadas Luis de Córdoba. Ese fue el inicio de una larga relación de amistad en la que compartieron muchas vivencias en torno al flamenco, algunas de ellas recogidas en este artículo.

Por su parte, Cristina Cruces firma Me tiraban de los muelles... Córdoba, 1961: Notas sobre un homenaje a La Niña de los Peines, en la que rememora un acto celebrado el 14 de mayo del citado año y que abrió Antonio Mairena “haciendo una sentida evocación del cante jondo”.

Le sigue el artículo de Juan Vergillos Historia de un sombrero, que conmemora el centenario del estreno de El sombrero de tres picos, de Manuel de Falla, obra fundamental para el ballet, la danza española, el flamenco y la música sinfónica.

Por último, Norberto Torres aborda Los tocaores que acompañaron a don Antonio Chacón en un texto que celebra el 150 aniversario del nacimiento del cantaor de Jerez de la Frontera. En él da algunas pistas sobre la estética de su cante, “aportando informaciones sobre los principales tocaores que él eligió y que pusieron armonías, ritmos y falsetas a su vena creativa y repertorio”.

El catálogo se abre con las bases de la actual edición del certamen y con el listado de los 120 concursantes inscritos. Además, incluye el programa de actividades y espectáculos paralelos, con la ficha de cada uno. Para concluir, hay una sección dedicada a la historia del Concurso Nacional con los ganadores de cada edición.

El arte jondo en el cine

Por otra parte, en este mismo acto se presentó el libro Flamenco y cine, de Carlos Aguilar, una obra de casi 450 páginas y casi 500 ilustraciones que une estas dos artes. “Queríamos dar una visión poliédrica del flamenco y ver cuánto ha aportado al cine”, señaló Aguilar, que ha escrito este libro junto a Anita Haas.

El volumen pretende reflejar cómo el séptimo arte ha retratado al flamenco desde sus orígenes, porque incluso aparecía en el cine mudo, que “nunca fue mudo, fue sordo”, señaló el autor. Córdoba está “representada en todos los sentidos” ya que aparecen artistas cordobeses (como José Barrios o Joaquín Cortés) y películas en las que aparece algún rincón de la provincia.

El autor concluyó que “se ha hecho mucho flamenco en el cine y ha sido muy digno”, incluso había cintas “mediocres” a las que salvó la aparición del flamenco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios