Concierto

Poesía, música y luz para las víctimas del covid

  • El Festival de Piano Guadalquivir dedica un homenaje a las víctimas del coronavirus con un recital con Pasión Vega, Antonello D’Onofrio y Valeria Marsheva

Pasión Vega (der.), con dúo formado por Antonello D’Onofrio y Valeria Marsheva, en la Mezquita. Pasión Vega (der.), con  dúo formado por Antonello D’Onofrio y Valeria Marsheva, en la Mezquita.

Pasión Vega (der.), con dúo formado por Antonello D’Onofrio y Valeria Marsheva, en la Mezquita. / Lolo Agredano

La poesía recitada por Pasión Vega, la flauta travesera de Valeria Marsheva y el piano de Antonello D’Onofrio han irradiado su luz y energía desde la Mezquita-Catedral a todas las víctimas del covid-19.

Desde el emblemático monumento, el Festival Internacional de Piano (FIP) Guadalquivir ha querido rendir homenaje a las personas que han fallecido a causa del coronavirus y a las que siguen padeciendo por esta enfermedad con un programa titulado Luz.

La flauta travesera y el piano han dialogado con la elegante voz recitante de Pasión Vega para transmitir de forma poética significativos e intimistas mensajes de apoyo a las víctimas del SARS-CoV-2, pero también a los que siguen luchando contra este mal desde los hospitales, centros de salud y otros ámbitos de la sociedad.

La actuación ha comenzado con el primer movimiento de la Sonata op 27 n.2 'Claro de luna' de Ludwig van Beethoven, que la cantante (en este caso recitadora) ha acompañado con el poema de Giacomo Leopardi La noche del día de fiesta, que habla de la evasión momentánea que ofrece el ocio frente a la realidad que nos ha tocado vivir. Porque cuando la fiesta acaba, los problemas vuelven a nuestras cabezas y a nuestra realidad.

Pasión Vega, recitando un poema. Pasión Vega, recitando un poema.

Pasión Vega, recitando un poema. / Lolo Agredano

El dúo formado por Marsheva y D’Onofrio ha continuado con Mondnacht, de Robert Schumann, apoyado en el poema A la luna, también de Leopardi. Tras esto, los asistentes han podido disfrutar de An de mond, de Johannes Brahms, con otro texto del poeta italiano, en este caso El canto de un pastor errante de Asia; y un poema de Safo, Plenilunio.

El programa ha continuado con Claro de luna, de Claude Debussy, mientras que en la voz de Pasión Vega ha sonado un texto con el mismo título de Paul Verlaine. Por último, este recital homenaje a las víctimas del covid-19 ha acabado con 6 romanzas op.4, de Sergei Rachmaninov; y Ciaula descubre la luna, de Pirandello.

El Festival Guadalquivir finalizará el próximo 26 de septiembre con un concierto dedicado al río que da nombre a este encuentro musical. Bajo el nombre de En torno al Guadalquivir, el Ensemble Instrumental de Cantabria (Enseic), dirigido por Esteban Sanz Vélez, interpretará piezas que numerosos compositores han creado en primicia para el festival.

Así, el público podrá disfrutar de obras de José Luis Turina, nieto de Joaquín Turina, con un arreglo especial de su Sinfonía Sevillana; el estreno absoluto de En torno al Guadalquivir, de Miguel Ángel Gris; Río Grande, de Tomás Marco; o la Sonatina del Guadalquivir, de Antón García Abril. El concierto se celebrará en la Sala Orive y para asistir es necesario reservar las entradas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios