literatura

Películas con nombre de mujer

  • El escritor Eduardo Moyano publica un volumen donde habla de iconos femeninos del cine como Elizabeth Taylor, Greta Garbo y Rita Hayworth

Taylor, en la piel de Cleopatra. Taylor, en la piel de Cleopatra.

Taylor, en la piel de Cleopatra. / e. d. c.

Las actrices que han protagonizado filmes con títulos femeninos como Elizabeth Taylor, la primera intérprete que cobró un millón de dólares por una película, o Jessica Lange, "que fue masacrada por Hollywood", son retratadas en el nuevo libro del escritor y periodista Eduardo Moyano, Con nombre de mujer.

Editado por Arkadin Ediciones, el libro presenta semblanzas, curiosidades y opiniones de catorce actrices del pasado y el presente que han interpretado a mujeres históricas, princesas, malvadas, fatales, rebeldes, prostitutas y eróticas. "Lo más importante de este libro es esa relación entre la actrices, esa curiosidad de que todas las películas tienen nombre de mujer. Es una manera de conocerlas más de cerca, más amena, y que las nuevas generaciones vean ese tipo de cine", dice Moyano. Greta Garbo en La reina Cristina de Suecia, Bette Davis en Jezabel, Joan Fontaine en Rebeca, Rita Hayworth en Gilda, Catherine Deneuve en Belle de jour o Gene Tierney en Laura son algunas de las artistas que forman parte de esta recopilación.

"No es un libro de mitómanos porque hay películas menores como Emmanuelle o Barbarella que son películas que tuvieron una gran repercusión, o como Frances que tuvo a una de las actrices que fue masacrada por Hollywood", detalla el autor sobre su quinto libro.

Estas estrellas, explica, fueron un fenómeno mediático en torno a la moda, como Audrey Hepburn en Sabrina, Diane Keaton en Annie Hall o Elizabeth Taylor en Cleopatra, que con sus túnicas, el color de sus ojos y sus labios creó un estilo que se propagó por todas partes. El libro, dividido en siete capítulos con ilustraciones y fotografías, es un trabajo que Moyano empezó a hacer cuando trabajaba como periodista en Radio Nacional de España, donde estuvo 35 años y hacía semblanzas de actrices para un programa de cine. La selección, asegura, fue difícil porque "hay un centenar de películas que han tenido nombre de mujer", como Anastasia, Juana de Arco o la española Julieta, "con una excelente interpretación de Emma Suárez".

Belle de jourde Luis Buñuel es la única estampa española en este volumen, "un clásico que Martin Scorsese consideraba como una de las mejores películas de la historia del cine y que hizo que se rehabilitara 20 años después y se pudiese ver en cines de Estados Unidos", precisa el autor.

Moyano describe datos biográficos y coincidencias como las de Romy Schneider y Diane Keaton, cuyas carreras estuvieron influenciadas por sus madres, o Elizabeth Taylor, Bette Davis y Joan Fontaine, que se casaron más de tres veces. "Elizabeth Taylor decía que ella se casó ocho veces y que muy pocas mujeres podían decir que solamente se habían acostado con los hombres con los que se había casado", cuenta entusiasmado.

Recuerda también escándalos como el que protagonizó Gilda en "la España del nacionalcatolicismo". "Fue solemnemente desaconsejada desde púlpitos, confesionarios y publicaciones. Incluso un sacerdote, el padre Morales, organizó con grupos de jóvenes incursiones por la Gran Vía madrileña para destrozar los carteles anunciadores de la película", relata en el texto.

Con nombre de mujer concluye con un epílogo dedicado a Marilyn Monroe, que, aunque no participó en ninguna película con título femenino, fue "una de las grandes referencias cinematográficas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios