Cultura

Morgan acerca a la Sala Hangar la música de raíz americana con 'North' y 'Air'

  • El grupo liderado por Nina de Juan impregna sus canciones de gospel, pop, funk, soul o rock

Nina, junto al resto de componentes de Morgan. Nina, junto al resto de componentes de Morgan.

Nina, junto al resto de componentes de Morgan. / andrea silván

El grupo madrileño Morgan llega esta noche (22:00) a la Sala Hangar, donde ofrecerá un concierto en el que presentará temas de los dos discos que tiene publicados, North (2016) y Air (2018). La banda, la nueva sensación del pop-rock español, acercará a la sala de la avenida de la Libertad la música de raíz americana, que en sus canciones se mezcla con otros estilos como gospel, pop, funk, soul, rock, hip hop o disco. "Somos cinco y a cada uno nos gustan muchos estilos distintos. De todos ellos se aprenden muchísimas cosas y siempre se te quedan detalles que luego, inevitablemente, se oyen en las canciones", explica Carolina de Juan, más conocida como Nina, voz y piano de este proyecto compartido con Paco López (guitarra y voz) y Ekain Elorza (batería y componente del grupo Dinero). A este viaje se han sumado David Schulthess (Chuches) y Alejandro Ovejero (Ove), teclista y bajista de la banda. En Air ambos "han trabajado en las canciones desde el principio con nosotros, a diferencia del primer disco, en el que todavía no estaban en la banda, por lo que hemos podido ir un pasito más allá", indica Nina. Por ello, en este trabajo "hemos podido trastear e investigar más en distintos estilos y ambientes; es más variado en cuanto a dinámicas".

La preparación de Air ha sido paralela a la gira del primer disco: "ha sido muy divertido, durante el verano pasado decidimos grabar las canciones nuevas porque estábamos disfrutando mucho de tocar juntos y queríamos reflejarlo en las nuevas canciones", señala Nina.

Los temas de Morgan están escritos en inglés, aunque tanto en el primer disco como en el segundo han introducido uno en español, Volver y Sargento de hierro respectivamente. Nina explica que "por influencias, desde muy pequeña he escuchado música en inglés y me gusta mucho, me sale más". Quizás por ese motivo "de todas las canciones que he compuesto solo han salido dos en castellano, así que supongo que soy menos dada a componer en castellano". Aunque aclara que nunca ha cerrado la puerta a hacerlo "pero tampoco fuerzo el abrirla, las canciones salen como salen".

El grupo está muy satisfecho con los frutos que ha dado su primer disco, con el que han llenado salas como la Joy Eslava y el Ocho y medio, en Madrid, y que los ha situado como una de las bandas con más proyección del panorama nacional. La cantante manifiesta que North les ha dado "muchas alegrías, las canciones han evolucionado con los directos y es el disco que nos ha ido acercando como banda a encontrar más nuestro sonido, nos ha permitido viajar y visitar sitios increíbles y conocer a mucha gente buena que respeta y recibe con cariño lo que hacemos". Por ello, añade que "no podíamos estar más felices con North.

Al igual que ocurrió con ese trabajo debut, en Air el grupo sigue con la autogestión. Nina apunta que "empezó siendo algo circunstancial" porque "cuando quisimos grabar el primer disco estábamos solos" y, "a partir de ahí, hemos aprendido a hacer las cosas a nuestra manera". Esa autogestión "requiere mucho esfuerzo pero con la ayuda de nuestro manager, que es como uno más de la banda, hemos descubierto que la posibilidad de gestionar tus cosas como a ti te gusta es tan posible y tan válida como las demás maneras de hacerlo".

No será la primera vez que Nina pise el escenario de la Sala Hangar. El pasado mes de septiembre ya lo hizo como parte de la banda que acompaña a Quique González, Los detectives, en un concierto que cree que el público "disfrutó muchísimo" por las sensaciones que tuvo. Sobre esa colaboración, la cantante y compositora explica que "con Quique cada concierto era brutal, muy increíble, girar con él es toda la experiencia".

La expectación que ha creado la aparición de Morgan en la música española se traduce en críticas que los ensalzan como la sensación del pop rock español, que dicen que su crecimiento es imparable y que la voz de Nina es un portento de la naturaleza. Ante estos halagos, la artista asegura que están "muy agradecidos de leer cosas así". "Siempre impone un poco leer eso sobre uno pero nos lo tomamos como algo que nos anima a seguir haciendo las cosas como hasta ahora; siempre está bien saber que puedes seguir haciendo lo que haces porque a las personas que vienen a vernos o nos escuchan les gusta lo que hacemos", concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios