Crítica de Teatro

Mayumana se va por rumbas

Mayumaná, este fin de semana en el Teatro Góngora. Mayumaná, este fin de semana en el Teatro Góngora.

Mayumaná, este fin de semana en el Teatro Góngora. / juan ayala

Tras dos décadas de fulguroso éxito y expansión Mayumana aprovecha su buena sintonía con el público español para dar un paso hacia delante aventurándose en un proyecto como Rumba!, último espectáculo que les acerca al formato musical.

Parte del repertorio más emblemático de Estopa se convierte en la banda sonora de la historia de amor entre dos jóvenes de pandillas rivales. Puede que la elección de la trama, por típica y descafeinada, sea la parte menos original de la producción. Aunque, seguramente, al público que compra su entrada se la trae al pairo si el corte shakesperiano es poco acertado y su único deseo sea presenciar un espectáculo total que les haga vibrar y salir del teatro cargado de buena energía.

Una misión que la compañía israelí sabe hacer de manera sobrada y encima con un material musical de primera gracias a los temas que los hermanos de Cornellá ceden a la obra. Se escuchan algunos de sus canciones más conocidas como Malabares, del álbum Voces de ultratumba (2005) o El Run Run, de Allenrock (2008), un tema que adquirió mayor repercusión cuando se lanzó como primer sencillo del disco Estopa X Anniversarivm interpretado junto a Rosario Flores. En esta ocasión especial se otorga mayor protagonismo a la voz cantada, fusionada al estilo característico de la compañía: mezclando elementos cotidianos, instrumentos y el propio cuerpo para interpretar las canciones y coreografiarlas. Sobre las tablas, 11 artistas como la copa de un pino desbordan con su talento a la hora de cantar, bailar, tocar instrumentos y hacer percusión con todo lo que tienen a mano para contagiar a un espectador que sólo tiene tiempo de disfrutar, dejarse llevar en un viaje emocionante de noventa minutos y terminar con las manos coloradas de tanto aplaudir. ¿Qué más se puede pedir?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios