El Funeral | Crítica

Larga vida a Concha

Concha Velasco, en una escena de la obra. Concha Velasco, en una escena de la obra.

Concha Velasco, en una escena de la obra. / Javier Albiñana

Como colofón a nuestras fiestas, este último fin de semana de Feria el Gran Teatro ha convertido su escenario en capilla ardiente con El Funeral, última obra que protagoniza Concha Velasco.

Tal y como su título indica, el espectáculo recrea el velatorio de Lucrecia Conti, famosísima y polifacética artista. Junto a familiares y representante el público también asiste para ofrecer sus condolencias y despedirla.

Para sorpresa de todos, la difunta aparece y gracias a una multitud de artificios logra convencernos de su fantasmagórico regreso mientras comparte con el público anécdotas profesionales y personales.

La producción cuenta con todo lo necesario a nivel técnico y artístico para desarrollar la historia que se plantea sobre la escena. Desgraciadamente el resultado de esta Comedia Sobrenatural no alcanza la cota de calidad deseada.

La constante búsqueda de efectismo no favorece la dinámica. Tampoco lo hace el planteamiento de su trama, dando la impresión de que una vez aparece la muerta (apenas 15 minutos tras el comienzo) ya no hay más que contar.

Esto conduce a un despliegue de gags entretenidos interpretados por un reparto que como buenos profesionales lucha por sostener la función a duras penas. Para resolver estas carencias y equilibrar la balanza se encuentra la que hace posible que el barco no se hunda. Concha Velasco es el verdadero pretexto para ver la representación.

Toda persona que compra su entrada es consciente y condescendiente con su diva, obviando las grietas de la obra para disfrutar de su presencia. La diva lo sabe: agradece el apoyo de su público compartiendo con él su humanidad y saber estar. Todo lo demás sobra y poco importa.

Concha Velasco, como gran artista que es, quiere despedirse y se lo merece por derecho. Quienes amamos el teatro le deseamos larga vida y que cada obra que estrene sea su penúltima. Gracias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios