Arte

El artista granadino Juan Vida ofrece un viaje a la paternidad con la exposición 'Un cuento Chino'

  • La muestra se puede visitar hasta el próximo 7 de marzo en la sala de exposiciones Espacio Gala de la Fundación Antonio Gala

El artista granadino Juan Vida en la exposición 'Un cuento Chino'.

El artista granadino Juan Vida en la exposición 'Un cuento Chino'. / Miguel Ángel Salas

Juan Vida y su mujer querían tener hijo biológico, pero por unas cosas y otras, ese hijo no llegaba. Un buen día, estando con Antonio Muñoz Molina y Elvira Lindo, amigos suyos, les comentaron la opción de la adopción en China. El matrimonio se puso manos a la obra y allí que se fueron para adoptar a una niña que ahora está a punto de cumplir los 18 años. 

Ese "viaje físico y emocional" sirvió de guía para que el artista granadino comenzase a crear una serie de cuadros, con textos incluidos, y que se convirtieron al final en la exposición Un cuento Chino, que se puede visitar en la sala de exposiciones Espacio Gala de la Fundación Antonio Gala.

Antes de inaugurar esta muestra, de carácter itinerante, Vida ha explicado el Día la génesis de esta muestra, en la que ofrece un viaje a la paternidad. Y es que los cuadros surgieron tras regresar de una ciudad del sur de China para recoger a su hija. Una vez que llegaron a su domicilio tras el viaje, llegó la hora de la verdad y la primera noche en su casa con la pequeña. "Se puso a llorar por la noche y abrió los brazos para que la cogiera y pensé en los brazos de su madre biológica abandonándola", ha detallado. 

Así surgieron los 13 cuadros en los que narra la historia de la adopción y todo lo que conlleva. "Un viaje a la paternidad y al sentido de la trascendencia que tiene la educación y la proyección en otra persona", ha anotado.

Y es que, las pinturas llevan al espectador a una historia que han vivido cientos de familias españolas que un buen día decidieron adoptar en el país asiático. Una historia de amor y de oportunidades que aparecen en la vida, reflejada en los cuadros en los que destacan los colores dorados, rojos y amarillos. "Se trata de contar el proceso", ha subrayado. Vida ha destacado también que fue la Fundación Antonio Gala la que se interesó en traer a Córdoba esta muestra, que permanecerá abierta al público hasta el próximo 7 de marzo. 

Desde la Fundación, por su parte, han explicado que Vida es pintor y diseñador gráfico nacido en Granada en 1955, realizó su primera exposición individual en 1968, en el Centro Artístico y Literario de Granada y, desde 2001, es académico numerario de la Real Academia de Bellas Artes de Granada. En 2002 fue galardonado con el Premio Nacional de Artes Plásticas.

Su obra ha recibido numerosos premios y distinciones. Ha participado en diversas exhibiciones internacionales de arte, y ha realizado varias exposiciones individuales en Europa y Estados Unidos. Se trata de uno de los grandes representantes de la figuración, teniendo su pintura una marcada y espontánea tendencia narrativa. El marcado carácter autobiográfico de su obra se hace presente en sus cuadros de gran formato.

Entre sus próximos proyectos, según ha avanzado a este periódico, se encuentra el de abrir en Granada una exposición en Granada con los cuadros que sus amigos tienen en casa. Joan Manuel Serrat, la fallecida Almudena Grandes, Luis García Montero o Antonio Muñoz Molina son algunos de sus amigos que se han prestado a participar en esta exposición, una idea que, según ha indicado, partió de Joaquín Sabina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios