Pozoblanco

Las Jornadas de Otoño rememoran la “formidable aventura” de Hernán Cortés

  • El director de la Real Academia Española, Santiago Muñoz Machado, ha abierto una cita que es una iniciativa de la Fundación Ricardo Delgado Vizcáino de Pozoblanco y que concluirá hoy

Un momento de las jornadas. Un momento de las jornadas.

Un momento de las jornadas. / Sánchez Ruiz

El auditorio del recinto ferial de Pozoblanco las XX Jornadas de Otoño de la Fundación Ricardo Delgado Vizcaíno, que lleva por título 1519-1520. Quinientos años del inicio de dos de las mayores aventuras españolas y que se centra en las gestas de Cortés en México y de Magallanes y Elcano en la primera vuelta al mundo. La primera sesión se ha centrado en la figura de Hernán Cortés y en la Conquista de México, un hecho histórico que han definido como “formidable aventura” que fomenta la globalización, encabezada entonces por España.

El director de la Real Academia Española (RAE) y presidente de la Fundación Ricardo Delgado Vizcaíno, Santiago Muñoz Machado, ha sido el encargado de abrir las intervenciones de Manuel Lucena, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC); del periodista Jesús García Calero y del escritor Javier Moro, quienes han glosado la figura de Hernán Cortés desde distintos primas. Muñoz Machado ha señalado que los 500 años del inicio de la conquista de México junto a la primera vuelta al mundo de Magallanes y Elcano son dos de las efemérides más importantes de los últimos años.

Muñoz Machado ha expresado que “la de Hernán Cortés es la primera gran expedición a América, donde se inicia una guerra de conquista que enfrenta a los españoles de aquel tiempo con una gran civilización”. Por ello, ha reiterado Muñoz Machado la aventura de Cortés, a la hora de controlar todo aquel amplio territorio, “es inmensa” y está marcada por la necesidad de conquistar y avanzar en un territorio casi inabarcable.

La primera de las ponencias de la tarde, con el título La conquista de América y el nacimiento de la Nueva España. Viejos y nuevos enfoques, ha corrido a cargo de Manuel Lucena, quien ha situado la conquista de México como un hecho histórico contextualizado en el concepto de la globalización como proceso de intercambio de civilizaciones. Lucena ha definido a Cortés como una persona ambiciosa y que “teniendo la vida resuelta” se decide a conquistar México. Todo ello está justificado en parte por el ambiente que se vivía en la España de finales del siglo XV: las guerras de frontera, la valoración del concepto hidalgo y caballeresco de la aventura y la conquista de tierras del ultramar fascinaban a buena parte de la población de la época.

Lucena ha realizado un amplio recorrido por las motivaciones de la conquista, la personalidad de Cortés, las relaciones con los indígenas, las batallas y la extrapolación de la guerra de frontera a México, que es la clave, porque se plantea una frontera de Occidente en América. El experto del CSIC ha señalado todos los pormenores de victorias y derrotas y las luchas que se producen entre los propios conquistadores y los procesos que se siguen contra ello y que a la postre son la base de su mala reputación. De hecho, “los pleitos de Cortés van a ser interminables”.

Los pleitos y amenazas de motín dirigidos contra Hernán Cortés, cuyos promotores pretendían abandonar las tierras de Veracruz y retornar a Cuba por las incertidumbres de aquella conquista, llevaron al conquistador a idear una estrategia para evitar la desafección de sus tropas y acompañantes en aquella misión. Jesús García Calero, ha explicado que “en una mezcla de sagacidad, cálculo y audacia”, Cortés consigue sabotear sus propias naves con la excusa de que se estaban viendo afectadas por la “broma”, un gusano que se come la madera y que puede hundir un barco.

Recorrió todos los barcos, los vació buscando, supuestamente, la raíz del problema y los fue hundiendo”, ha señalado Jesús Calero. El periodista ha explicado que hasta hace poco no se ha podido encontrar ningún resto de estas naves ni existen apenas datos, pero en 2018 y en este mismo año se han encontrado tres anclas “con la misma forma, orientación y madera”, y eso hace pensar que puedan ser los restos de aquellas que Cortés hundió para que sus subordinados no tuvieran más remedio que avanzar hacia la conquista de México en vez de volver a Cuba.

El escritor Javier Moro ha enfocado el personaje de Hernán Cortés desde el punto de vista literario con una apasionante intervención que ha tenido en cuenta todos los perfiles del conquistador de México. “¿Quién era Hernán Cortés?”, se ha preguntado Javier Moro en su intervención. “Era el personaje cruel que mataba y mutilaba indios o quien financió asilos para ancianos; fue diplomático brillante o el hombre que engaña a Moctezuma; nos quemamos con el padre de familia o con la bestia de una enorme voracidad sexual… Cortés era todo eso a la vez y eso es lo que lo hace interesante como personaje literario”, ha expresado Javier Moro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios