Cultura

Eva Yerbabuena repasa los distintos ritmos del flamenco en 'Santo y seña'

  • La bailaora actúa hoy y mañana a partir de las 21:00 en el Gran Teatro, donde presentará un nuevo montaje que en hora y media recorre desde seguiriyas hasta farrucas pasando por bulerías, tientos, tangos y soleás

El flamenco en sus distintas variedades es el hilo conductor de Santo y seña, el último trabajo de la bailaora granadina Eva Yerbabuena, que esta noche y mañana a las 21:00 actuará en el Gran Teatro. La artista se presenta con una nueva obra, con una compañía que cumple diez años y con muchas "ganas de disfrutar y compartir con el público nuestra forma de convivir con el flamenco y de sentirlo", según expresó ayer. Además reconoció que guarda muy buenos recuerdos del coliseo cordobés, ya que "tiene mucho que ver con mis comienzos; cada vez que la compañía viene a Córdoba, para nosotros es una satisfacción enorme". En Santo y seña intenta recoger la esencia de los trabajos anteriores.

Como colaboración especial, La Yerbabuena contará en sus funciones en la ciudad con la participación del bailarín de danza contemporánea Patrick de Bana, "que ha compartido conmigo bastante momentos en diferentes espectáculos". En concreto, ambos se subirán a las tablas para interpretar una nana "de la que me siento muy orgullosa y que me hace sentir mucho encima de un escenario". Durante hora y media, el Gran Teatro bailará al son de las seguiriyas, farrucas, bulerías, tientos, tangos y soleás, "dentro de lo que el tiempo nos permite, una variedad de los diferentes ritmos del flamenco y al mismo tiempo de lo que ha formado parte de coreografías de otros espectáculos, junto a otras que son nuevas". Aunque explica que cada espectáculo que ofrece y cada baile son diferentes, porque "son ritmos distintos que te provocan situaciones y emociones distintas que compartir".

En el escenario estará acompañada por cuatro voces "maravillosas y diferentes", cuatro bailaores, entre ellos el cordobés Alejandro Rodríguez, y por un saxo, una flauta, percusión y dos guitarras. La bailaora también resaltó el papel de Paco Jarana, el compositor de la música de sus trabajos. No es un montaje "para nada pretencioso", sino "un espectáculo en el que disfrutamos muchísimos tanto los músicos como nosotros los bailaores y el público".

Respecto al argumento de Santo y seña, La Yerbabuena aclaró que en el flamenco "cuando se hace un espectáculo, simplemente una coreografía, siempre hay un guión muy interno de sentimientos que uno ha tenido y que uno espera". "Lo malo es cuando uno no tiene nada que contar, ningún sentimiento que compartir", añadió.

La artista expresó su apego hacia la soleá, "la madre del flamenco", y añadió que para ella bailar este palo es "darte la oportunidad de conocerte muy lenta y profundamente, y eso no es fácil". "Pero Eva no es solamente la soleá, Eva tiene muchísimos sentimientos por ahí dentro que tiene que contar", aclaró. La Yerbabuena añadió que "lo bueno que tiene Santo y seña es que nunca es igual".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios