"Si a Guardans le consta que ha habido fraude, que acuda a los tribunales"

La ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, resta relevancia a las acusaciones de corrupción en las ayudas al cine realizadas por el ex director general del ICAA

"Si a Guardans le consta que ha habido fraude, que acuda a los tribunales"
"Si a Guardans le consta que ha habido fraude, que acuda a los tribunales"
E. P. · Efe / Madrid

02 de noviembre 2010 - 11:26

La ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, ha pedido este martes a Ignasi Guardans, ex director general del ICAA (Instituto de Cinematografía y de las Artes Audiovisuales), que si le consta que ha habido fraude en la concesión de ayudas públicas al cine, que "acuda a los tribunales". "A nosotros no nos consta, si así fuera, no lo dejaríamos pasar", ha insistido.

La ministra, quien realizó estas declaraciones en la inauguración del Foro de la Nueva Cultura, organizado por patrocinado por la SGAE y su Fundación Autor, ha asegurado que el cese de Ignasi Guardans forma parte de los relevos que suele haber en un Ministerio y ha ironizado afirmando que este asunto es "importantísimo para la cultura española".

Guardans, que ha sido sustituido al frente del ICAA por Carlos Cuadros, aseguró la semana pasada en El Periódico de Cataluña que algunos de sus "disgustos" vienen derivados de su exigencia de transparencia en las ayudas públicas al cine. "Defiendo las ayudas, pero que se den con transparencia, con control y a quien cumple los requisitos para tenerlas. Por haber verificado eso y exigido que fuera así han venido algunos de mis disgustos", manifestó.

A este respecto, la ministra ha destacado "la vigilancia y el control que se hace de cada euro que se concede como ayuda para el fomento de cualquiera de las más de cuarenta líneas de ayuda que hay en el Ministerio", al tiempo que ha insistido en que si les constara que hay fraude, "ninguno de los responsables del Ministerio lo dejaría pasar".

"Rogaría a quien le conste que haya un fraude que sin duda acuda a los tribunales, con todo el apoyo del Ministerio, pues es un servicio ciudadano, es una obligación que un director general debe tener. No me consta, desde luego, en ningún caso", ha zanjado.

Sobre la destitución de Guardans, ha planteado que uno elige a una serie de personas para conformar un equipo y "en un momento dado considera oportuno hacer un relevo". Ha recordado que no ha sido el único hecho este verano, "pues en agosto el director general de Industrias Culturales, que era Guillermo del Corral fue sustituido por Santos Castro, por ejemplo".

A su juicio, "es una cosa que ocurre en los equipos ministeriales", por lo que ha señalado que el mismo viernes que Guardans fue cesado y hubo un nuevo nombramiento el Gobierno aprobó "en Consejo de Ministros muchos otros cargos de otros ministerios, pero este es el que más interés genera, porque el cine genera muchísimo interés". "Esto demuestra que la cultura tiene un papel protagonista en nuestra sociedad que quizás no tiene el director general de seguridad nuclear, aunque para la seguridad de las personas puede ser muy importante, pero en la opinión pública no lo es tanto como quien es el director general de cine", ha expuesto.

González-Sinde ha lamentado que se dedique "más espacio a la política o a los entresijos de la cultura que a hablar de estrenos teatrales, nuevos discos de nuestros artistas o nuevas películas", y ha criticado que haya un "desequilibrio entre lo que se piensa que interesa a los ciudadanos y los que estos devuelven cuando a final de año se miran las cifras siempre en ascenso de asistencia a museos, exposiciones y teatros".

Las declaraciones de Guardans ya motivaron el pasado miércoles una pregunta del diputado popular José María Lassalle en el Congreso. Lassalle aprovechó la comparecencia de González-Sinde en el Pleno, donde la ministra contestó a diversas interpelaciones sobre la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE en relación al canon digital, para preguntarle sobre las declaraciones del hasta hace unos días director general de Cine, Ignasi Guardans, "que dice que los destinatarios de las ayudas acaban decidiendo quien quiere que sea su interlocutor, que la influencia que su presencia profesional, su origen, su procedencia y la vuelta que tendrá que tener al mundo profesional del cine influyen también en su actividad, no sé si como ministra de Cultura pero sí como ministra del cine".

Lassalle citó además las manifestaciones de Guardans relativas a que "hay fraude en las subvenciones del cine" y pidió a la ministra que "no desaire a la cámara con un desplante institucional" aludiendo a su "obligación" de responder a lo que dice Guardans, "cosas tremendamente graves para la solvencia del Ministerio que preside", ha dicho. La respuesta de Ángeles González-Sinde a esta petición reiterada de Lassalle fue que atenderá esas preguntas "en el momento adecuado".

En su participación en el el Foro de la Nueva Cultura, González-Sinde no se ha ahorrado tampoco críticas al Partido Popular, y en este sentido ha asegurado que con un "hipotético gobierno de la derecha" el presupuesto de su departamento se reduciría a la mitad, en alusión a la presumible intención del líder del PP, Mariano Rajoy, de imitar el plan económico del primer ministro británico, David Cameron.

"Lo que Rajoy haría sería disminuir a la mitad el presupuesto de Cultura y suprimir el Instituto del Cine", ha destacado la ministra, que recordó que el Gobierno "trabaja en un marco de austeridad", pero sabe que, dependiendo "de dónde se ejecuten los recortes, se gana o se pierde el futuro del país".

Tras renovar su compromiso para 2011 de abrir museos, teatros, e impulsar nuevos equipamientos culturales, González-Sinde ha rechazado la idea de que ya no existan ideologías o modelos económicos diferentes en Europa. "Yo diría que pueden ser incluso antagónicas", ha añadido la ministra, para quien el modelo económico del PP sigue siendo el del ladrillo y la especulación inmobiliaria.

Lo último