Reino Unido

El 'Brexit' sigue en un callejón sin salida

  • El Parlamento reclama a May un divorcio pactado y renegociar la frontera irlandesa con Bruselas

  • La UE se niega en rotundo

Theresa May, en el Parlamento británico Theresa May, en el Parlamento británico

Theresa May, en el Parlamento británico

El Parlamento británico dio su respaldo a Theresa May (317 votos favorables frente a 301 en contra) para reclamar la reapertura de las negociaciones del Brexit. Los conservadores del ala dura y el Partido Democrático Unionista (DUP) cerraron filas y votaron a favor de una enmienda que faculta a la premier a buscar un "mecanismo alternativo" a la controvertida salvaguarda para evitar la vuelta a la frontera dura en Irlanda. La Unión Europea avanzó minutos después que no tocará una coma del acuerdo pactado en noviembre con la primera ministra.

May presionó antes de la votación al sector más euroescéptico de su formación para que respaldara la enmienda y contribuyera así a incrementar la presión sobre la UE, reacia hasta ahora a ofrecer nuevas concesiones al Reino Unido. "Esta enmienda me dará el mandato que necesito para negociar con Bruselas un acuerdo que pueda apoyar una mayoría en esta Cámara", dijo May durante el debate.

Asimismo, los Comunes votaron a favor de una enmienda en la que se rechaza que el Reino Unido abandone la UE sin un acuerdo. La cláusula presentada por la conservadora Caroline Spelman no es legalmente vinculante, pero añade presión sobre el Gobierno para evitar una retirada abrupta si no logra ratificar un tratado de salida con Bruselas. La enmienda recibió el respaldo de 318 diputados mientras que 310 votaron en contra.

Asimismo, el Parlamento rechazó la propuesta laborista en la que se proponía votar sobre todas las posibles opciones del Brexit, incluido un segundo referéndum. Una mayoría de 327 diputados votaron en contra frente a 296 que la apoyaron.

Indignación de los nacionalistas escoceses

No obstante, el Consejo Europeo insistió anoche en que el acuerdo consensuado es "la mejor y única manera de asegurar una salida ordenada". "La salvaguardia irlandesa es parte del acuerdo de salida, y el acuerdo de salida no está abierto a la renegociación", dijo un portavoz del presidente, Donald Tusk, en un comunicado coordinado con los 27 estados miembros que permanecerán en la UE.

La UE señaló que "aprecia y comparte la ambición británica para evitar un Brexit sin acuerdo", pero incidió en que el pacto entre Londres y Bruselas en noviembre y al que ya han dado su respaldo los demás miembros comunitarios es "el único posible".

Por otro lado, el Partido Nacionalista Escocés acusó a May de "hacer pedazos" los acuerdos de paz de Irlanda del Norte, después de aceptar renegociar con la UE el mecanismo para evitar una frontera en la isla. Su líder en los Comunes, Ian Blackford, afirmó que "es un día triste porque la primera ministra está preparada para hacer pedazos la salvaguarda que está pensada para proteger el proceso de paz en Irlanda del Norte".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios