Oriente Próximo

Israel y Hamas no dan respuestas a los mediadores para restablecer la tregua en Gaza

Familiares de un palestino muerto en un ataque israelí lloran junto a su cuerpo en el hospital Nasser de Jan Yunes.

Familiares de un palestino muerto en un ataque israelí lloran junto a su cuerpo en el hospital Nasser de Jan Yunes. / HAITHAM IMAD (Efe)

Los equipos de mediación de Qatar y Egipto "no obtienen respuesta" de Israel ni del grupo islamista Hamas para restablecer la tregua en la Franja de Gaza, después de que el alto el fuego se rompiera el pasado viernes en medio de acusaciones cruzadas, informó a Efe una fuente de seguridad egipcia.

El informante, que pidió no ser identificado, indicó que, pese a que los mediadores están "trabajando muy seriamente y a contrarreloj para acercar puntos de vista" entre las partes, estos "no han encontrado ninguna respuesta" de Israel y de Hamas para restablecer el alto el fuego.

Asimismo, afirmó que tanto Qatar como Egipto han informado a Estados Unidos sobre la situación y han pedido que "ejerza presión" sobre el Gobierno israelí "para que responda a los negociadores y apruebe una nueva tregua".

Según la fuente, Hamas tampoco está mostrando flexibilidad para liberar a más rehenes y "no respondió a las peticiones del Gobierno israelí de entregar primero al personal militar cautivo", mientras que indicó que el movimiento islamista ha afirmado que "no se someterá a los dictados de Israel para liberar a los rehenes".

El domingo, el Gobierno de Israel ordenó la retirada de la delegación de inteligencia que envió a Qatar para negociar, a través de la mediación de autoridades qataríes, egipcias y estadounidenses, pactos y treguas con Hamas, al considerar que las conversaciones alcanzaron un punto muerto.

"Debido al estancamiento en las negociaciones, y siguiendo instrucciones del primer ministro, Benjamin Netanyahu, el jefe del Mosad, David Barnea, ordenó al equipo negociador en Doha que regrese a Israel", indicó en un comunicado la oficina del jefe de Gobierno, emitido en nombre de la agencia de inteligencia.

Israel y Hamas rompieron la mañana del viernes una tregua que incluyó la liberación de 105 rehenes secuestrados por el grupo islamista (81 israelíes y 24 extranjeros) a cambio de 240 palestinos presos en cárceles israelíes, todos mujeres y menores.

Aún quedan 122 rehenes con vida en Gaza de los más de 240 que secuestró Hamás durante el ataque del 7 de octubre contra Israel, según las cifras del Gobierno israelí, que este lunes confirmó la muerte de 15 rehenes con base en información de inteligencia y evidencias recogidas por las tropas desplegadas en la Franja de Gaza.

Inminente incursión en el sur

El Ejército israelí continuaba este lunes su intensa ofensiva en la Franja de Gaza, fortaleciendo a sus tropas terrestres ante una inminente incursión en el sur del enclave palestino, donde realiza fuertes bombardeos a pesar de que cientos de miles de civiles se refugian ahí de los combates y la destrucción en el norte.

"Las tropas terrestres de las Fuerzas de Defensa de Israel continúan operando en la Franja de Gaza, al tiempo que la fuerza aérea atacó aproximadamente 200 objetivos terroristas de Hamas", indicó un portavoz del Ejército.

Las tropas atacaron "infraestructura terrorista" ubicada dentro de una escuela en Beit Hanun, en el norte de la Franja, desde donde habían sido atacados, añadió, al precisar que en ese lugar había dos túneles, incluido uno con trampas explosivas, explosivos y otras armas.

Además, un avión de combate atacó vehículos que contenían misiles, granadas de mortero y armas, frustrando un ataque inminente contra soldados israelíes, mientras que otra nave atacó la infraestructura militar designada para tender una emboscada a las tropas con misiles antitanque, según el Ejército.

Por su lado, la Armada israelí atacó varios objetivos de Hamas durante la noche y apoyó a las tropas terrestres.

El jefe del Estado Mayor del Ejército israelí, el teniente general Herzi Halevi, aseguró el domingo que sus fuerzas están expandiendo sus operaciones hacia el sur de la Franja, zona donde hasta ahora no habían irrumpido las tropas terrestres y anteriormente calificada como "zona segura" para la evacuación masiva de civiles.

El Ministerio de Salud en Gaza, controlado por Hamas, aseguró que "la ocupación amplió el alcance de sus ataques contra civiles y no dejó ni un centímetro de Gaza sin bombardeos (...) Afirma falsamente la existencia de zonas seguras".

El sábado, Israel ordenó la evacuación de varias zonas de Jan Yunes, en el sur del enclave, argumentando que esa zona ya es una "peligrosa zona de combate", a pesar de que previamente ordenó el desplazamiento de la población del norte de la Franja hacia ese lugar.

Los ataques por aire tierra y mar del poderoso Ejército de Israel contra la devastada Franja han sucedido sin pausa desde que se inició la guerra el 7 de octubre, excepto por una tregua de siete días que duró del 24 al 30 de noviembre.

Más de 15.520 personas han muerto y 41.316 han resultado heridas en el enclave, el 70% de ellos niños y mujeres. Estas cifras podrían ser mucho mayores tomando en cuenta que hay unos 7.000 desaparecidos, muchos de ellos bajo los escombros.

Además, esta guerra ha dejado 1,8 millones de desplazados en la Franja, el 80% de la población total, según la agencia humanitaria de la ONU, OCHA.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios