Mundo

Egipto decide desplegar tropas en el Sinaí con el permiso de Israel

  • Camiones militares que transportaban decenas de vehículos blindados con ametralladoras cruzan Al Arish para combatir a los grupos islamistas de la zona

El Ejército egipcio estaba desplegado desde el pasado jueves en la península del Sinaí, con acuerdo de Israel, en una operación destinada a atajar los ataques mortíferos de los grupos islamistas radicales, según periodistas y testigos en Al Arish (Egipto).

Los jefes beduinos, a pesar de ser hostiles al Gobierno central, prometieron ayuda a las autoridades egipcias en una reunión celebrada la noche de ayer con el ministro de Interior en Al Arish, ciudad situada a unos 50 kilómetros de la frontera con Gaza, territorio palestino controlado por el movimiento islamista Hamas.

Camiones militares que transportaban decenas de vehículos blindados equipados con ametralladoras cruzaron Al Arish en dirección al este, donde activistas islamistas beduinos ocuparon pueblos cercanos a la frontera palestina, según las mismas fuentes.

Israel dio luz verde a Egipto la noche del jueves pasado para el despliegue de helicópteros de combate con el fin de luchar contra presuntos militantes islamistas en el Sinaí, fronteriza con el Estado hebreo, indicó un responsable israelí en Jerusalén.

En su reunión con el ministro Ahmed Gamal al Din, los jefes beduinos pidieron ver los cuerpos de los 20 presuntos activistas muertos el pasado miércoles a manos del Ejército egipcio durante una operación de envergadura.

"Les pedimos que nos presenten los cuerpos, uno o dos cuerpos nada más, para estar convencidos", declaró Eid Abu Marzuka, uno de los beduinos que participó en la reunión.

Otros beduinos dijeron que tenían dudas sobre estas informaciones confirmadas por un comandante del Ejército en el Sinaí.

Los jefes tribales indicaron también que dieron su acuerdo para ayudar al Ejército y a la policía a restaurar la seguridad en esa zona de no derecho y para cerrar los túneles utilizados para el contrabando y para el transporte de armas a la franja de Gaza.

"Hubo consenso entre las tribus para destruir los túneles. Que esto moleste a Hamas nos trae sin cuidado. Egipto debería comerciar con los palestinos pasando por el puesto fronterizo de Rafah", declaró Marzuka.

"Nosotros estamos en contra del contrabando y en contra del asedio", añadió, en alusión al semibloqueo impuesto por Israel al enclave desde 2007.

Tras la reunión, el ministro del Interior aseguró a la prensa que el Ejército sirio ganaría a los activistas con ayuda de las tribus beduinas, que sin embargo reprochan al Gobierno que las tenga en una situación de marginación.

"Con la ayuda de las poblaciones del Sinaí, la misión se cumplirá", declaró a los periodistas.

Otro alto responsable egipcio de la seguridad en el Sinaí reconoció que están confrontados a un enemigo difícil de encontrar y que cuenta con la ventaja del terreno, sus temibles montañas y el desierto. "Lo conseguiremos poco a poco", declaró a la AFP bajo anonimato. "La geografía, el desierto y las montañas harán muy difícil la operación", recalcó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios