Mundo

Chávez hace realidad su sueño

  • Venezuela hace efectivo su ingreso en el Mercosur aprovechando que la presencia de Paraguay, que se oponía, está suspendida · Escepticismo sobre los aspectos positivos que este paso tendrá para el grupo

Venezuela selló ayer, después de seis años de espera, su ingreso de pleno derecho en el Mercosur aprobado por Argentina, Brasil y Uruguay después de suspender a Paraguay en una polémica decisión que sumará al bloque al mayor productor de petróleo de Sudamérica.

El ingreso de Venezuela se oficializó en una ceremonia en Brasilia en la que participó el presidente venezolano Hugo Chávez, que llegó la noche del lunes a Brasilia en su primer viaje oficial al extranjero desde febrero, cuando anunció que había rebrotado el cáncer que le fue diagnosticado hace más de un año.

El ingreso en el Mercosur de Venezuela, que produce 2,3 millones de barriles diarios de crudo según la OPEP, había sido aprobado por los mandatarios en 2006, pero estaba bloqueado por la negativa del Congreso paraguayo a ratificarlo.

Tras la suspensión de Paraguay del bloque a raíz de la destitución sumaria del ex presidente Fernando Lugo en junio, los otros tres miembros del Mercosur dieron luz verde a la entrada de Caracas en la organización.

Brasil considera la entrada de Venezuela como estratégica, con un intercambio bilateral de casi 6.000 millones de dólares en 2011 -y un superávit para Brasil por más de 3.000 millones- y unos 20.000 millones de dólares invertidos por importantes empresas brasileñas en ese país.

"Era un ingreso muy anhelado por el Gobierno del presidente Chávez", comentó a la AFP Fernando Gerbasi, ex vicecanciller venezolano que fue embajador en Brasil. "Pero no sé si tanto por el resto de Venezuela", acotó.

"Brasil y Argentina son economías demasiado grandes frente a la venezolana, ampliamente diversificadas. Venezuela se ha convertido en un país monoproductor y monoexportador de petróleo y derivados, entonces en qué condiciones vamos a competir y para qué, no sé", planteó este ex diplomático.

Con las mayores reservas de crudo del mundo, la renta petrolera representa más del 90% de las divisas que ingresan a Venezuela, un país de unos 30 millones de habitantes que compra la gran mayoría de los bienes que consume y que ha forjado con Brasil, que hoy en día es la sexta economía del mundo, una estrecha relación desde el gobierno del expresidente Luiz Inacio Lula da Silva (2003-2010).

Pero con un férreo control cambiario, una industria alicaída y políticas económicas que el propio Chávez define como "socialista", Venezuela es también un socio controvertido que denuncia la Convención Americana de Derechos Humanos, y que amenaza con salir de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

"Dada la manera en que se ha dado el ingreso de Venezuela en el Mercosur, de una forma tan poco elegante, no parece que Venezuela vaya a cambiar esa decisión", señaló a la AFP la experta en Derecho Internacional Elsa Cardozo, académica de la Universidad Central de Venezuela.

La analista resaltó que el Protocolo de Asunción para los Derechos Humanos adoptado en 2005 por el bloque reafirma la adhesión al sistema interamericano, por lo que "a Venezuela se le cerrarían las puertas del Mercosur por incumplimiento de los protocolos internacionales". "El Mercosur ha perdido su brújula y creo que en esa pérdida de brújula entra Venezuela", señaló Cardozo.

El ingreso de Caracas es complejo también en unos momentos en los que el Mercosur parece estancado en la negociación de nuevos acuerdos comerciales, entre ellos con la Unión Europea, lanzado en el año 2000 y relanzado diez años más tarde.

"¿Quién podrá dudar de que con Argentina y Venezuela en el bloque difícilmente se va a poder concluir cualquier acuerdo de libre comercio con terceros países?", se preguntó el ex diplomático brasileño Rubens Barbosa en una reciente columna en el diario O Estado de Sao Paulo que tituló "Réquiem para el Mercosur".

"La adhesión (de Venezuela), decidida por motivos políticos (...) puede representar un coste altísimo para los miembros fundadores", añadió Barbosa, que participó en la creación del bloque a inicios de los años 90 y es presidente del Consejo Superior de Comercio Exterior de la poderosa Federación de Industriales.

El economista de la Universidad de Sao Paulo Celso Grisi coincidió por su lado en que "la entrada de Venezuela en el Mercosur se ha terminado produciendo por razones mucho más ideológicas que económicas".

"Además es una falta de respeto a la posición de Paraguay. Brasil efectivamente ha acabado presionando para que entrara Venezuela", añadió este experto en comercio exterior.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios