Novedades

Land Rover Defender, el SUV total

  • Vuelve el Defender a la gama Land Rover. Y, aunque ya no es un todoterreno en el sentido clásico del término, sino un SUV, promete seguir siendo capaz de desempeñarse con soltura fuera del asfalto. Los precios del Defender 90 arrancan de los 55.000 euros, los del 110, de 61.500 y en septiembre estarán a la venta.

Land Rover Defender, el SUV total Land Rover Defender, el SUV total

Land Rover Defender, el SUV total

El nuevo Land Rover Defender es estructuralmente un SUV, es decir, un coche más parecido constructivamente a un turismo con chasis monocasco -la plataforma es la D7V, del Discovery, entre otros, que reforzada da pie a la D7X- que a lo que lo era antes, a un camión. Esto le debe permitir dar un enorme salto en mejora de comportamiento dinámico o confort en asfalto, si bien el objetivo de la firma británica es no perder a quienes ha venido valorando aspectos como la capacidad para moverse por terrenos difíciles, la resistencia o funcionalidad del Land Rover por antonomasia.

Del abandono del rígido chasis de largueros y travesaños sobre el que se ancla la carrocería, con diferenciales mecánicos bloqueables para sacar el máximo provecho a su tracción total, puede que se beneficie Ineos con su Grenadier, un vehículo que intentará conquistar a los incondicionales de los clásicos Defender que se construyeron hasta 2016. Sin embargo, el nuevo Defender no renuncia a esos que saben de lo fácil que es capaz de hacer lo difícil fuera del asfalto un Land Rover. Y la estrategia de este SUV es hacerlo, en buena parte, porla vía de la tecnología, justamente con un argumento del que carecía su icónico antecesor, un modelo que evolucionó menos de lo que habría sido normal que lo hiciera a lo largo de sus 73 años de historia.

55.000 euros como tarifa de arranque

El nuevo Land Rover Defender tendrá dos versiones: la 90, de tres puertas, con 4,23 m de largo, 4,58 contando la rueda de repuesto; y la 110, de cinco, con 4,76 m, 5,02 con la rueda colgada en el portón trasero. El precio de los primeros arranca con los 55.000 euros; mientras que la versión de cinco puertas lo haría de los 61.500. En los dos casos, de contar con el motor 2.0 Diesel y con 200 CV, el de las versiones D200. La horquilla de precios finalizaría en los 110.000 euros, en el caso de un Defender 110 MHEV 400 con equipamiento opcional y accesorios.

El salto en confort, tecnología o calidad percibida entre la anterior generación y ésta deberá ser enorme. El salto en confort, tecnología o calidad percibida entre la anterior generación y ésta deberá ser enorme.

El salto en confort, tecnología o calidad percibida entre la anterior generación y ésta deberá ser enorme.

Serán cuatro los packs de accesorios (Explorer, con toma de aire elevada, baca, cofres laterales y protecciones de rueda o faldillas; Aventure, con protecciones en los umbrales, lavado a presión portátil, compresor o cofre exterior; Country, semejante al anterior pero con divisor de carga; y Urban, con funda de repuesto o protección frontal) y se combinarán con diferentes niveles de equipamiento funcional: de los First Edition o Defender al HSE, pasando por los S, SE o X.

La gama será abundante, con versiones básicas ya muy equipadas hasta otras con enorme sotisticación. La gama será abundante, con versiones básicas ya muy equipadas hasta otras con enorme sotisticación.

La gama será abundante, con versiones básicas ya muy equipadas hasta otras con enorme sotisticación.

Los Land Rover Defender se fabricarán en Eslovaquia y estarán a la venta en septiembre, realizándose las primeras entregas del 90 a final de año. Aunque en otros países habrá una versión comercial, ésta no está contemplado que se integre en la gama española dado que es un dos-tres plazas (siempre se puede configurar hasta para tres ocupantes la fila delantera usando el asiento central plegable) y el mercado demanda aquí cinco. Los 90, por tanto pueden disponer de seis plazas por siete, si se incluye la tercera fila de asientos, en el 110.

Está preparado para soportar grandes cargas sobre su techo (168 kg en dinámico, 300 en estático) o arrastrarlas. Está preparado para soportar grandes cargas sobre su techo (168 kg en dinámico, 300 en estático) o arrastrarlas.

Está preparado para soportar grandes cargas sobre su techo (168 kg en dinámico, 300 en estático) o arrastrarlas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios