Andalucía necesitaría una renovación de su parque automovilístico

Parque móvil

Faconauto, Fecoan y Fedeme, en colaboración con la Universidad Loyola, han llevado a cabo la X Jornada de Automoción en Andalucía en la que, además de analizar la vejez del parque, se han tenido en cuenta qué tipos de automóviles lo componen o qué es necesario para que se produzca una renovación en el mismo.

672.000 coches sin etiqueta estarán afectados en Andalucía por la ZBE

En quince años la antigüedad del parque de vehículos aumentó un 70 por ciento

En Andalucía, la edad media de los coches del parque es de 14,3 años
En Andalucía, la edad media de los coches del parque es de 14,3 años

26 de mayo 2023 - 00:00

La edad media de los vehículos que circulan por Andalucía ya es 14,3 años, medio punto por encima del dato del año pasado y 0,4 años sobre la media nacional de 13,9 años. Esta ha sido de las conclusiones puestas de manifiesto en la X Jornada de Automoción de Andalucía, organizada por Faconauto, la patronal andaluza de concesionarios, Fecoan, y por la patronal sevillana del metal, Fedeme, en colaboración con la Universidad Loyola.

Un mercado aún en fase de consolidación y la consecuente crisis de matriculaciones, arrastrada desde la pandemia por los problemas de stock y un contexto de consumo desfavorable, está ralentizando que particulares o empresas renueven sus vehículos, con lo que conlleva de envejecimiento del parque y sus consecuencias, particularmente, en relación contaminación y seguridad.

Gerardo Pérez, presidente Faconauto, expuso sus consideraciones sobre el sector de la automoción en Andalucia.
Gerardo Pérez, presidente Faconauto, expuso sus consideraciones sobre el sector de la automoción en Andalucia.

Otro indicador de este proceso son las etiquetas medioambientales de la DGT. Y es que el 31,3 por ciento del parque actual de turismos y todoterrenos en Andalucía no dispone de ningún tipo de distintivo medioambiental, es decir, un tercio de las unidades que conforman el parque andaluz tiene motores de gasolina anteriores a enero de 2000 o Diesel anteriores a 2006. Además, según se ha trasladado en la jornada, otro 34,5 por ciento del parque tiene la etiqueta B, correspondiente también a vehículos viejos. Por otro lado, disponen del distintivo C un 38,7 por ciento del total de coches andaluces. Estos corresponden a turismos con motor de gasolina matriculados a partir de enero de 2006 y Diesel desde 2014. La etiqueta Cero, que corresponde a vehículos eléctricos e híbridos enchufables, ERO sólo está en un 0,3 por ciento del parque, mientras que los híbridos, que llevan la Eco, suponen un 2,6.

Faconauto ha recordado que los vehículos sin etiqueta medioambiental no pueden circular por las Zonas de Bajas Emisiones que están obligadas a poner en marcha las ciudades con más de 50.000 habitantes conforme a la Ley de Cambio Climático y Transición Energética. Además, los vehículos con las etiquetas B y C pueden llegar a tener algún tipo de restricción de circulación o aparcamiento. Por el momento, en Andalucía sólo tres municipios de más de 50.000 habitantes, de los 29 obligados a disponer de ella, han establecido su ZBE.

Entre las posibles soluciones para la renovación del parque andaluz se pusieron sobre la mesa cambios fiscales y ayudas directas a la compra.
Entre las posibles soluciones para la renovación del parque andaluz se pusieron sobre la mesa cambios fiscales y ayudas directas a la compra.

Para la patronal de los concesionarios españoles, es indispensable que, para fomentar la renovación del parque, se creen ayudas directas a la compra de los vehículos, así como modificar la fiscalidad. En este sentido cree que es necesario que el impuesto de matriculación para que se convierta en un impuesto al uso, entre otros cambios, como serían la tributación en el IRPF, la deducción del Impuesto de Sociedades o del IVA para empresas y autónomos que adquieran vehículos de cero emisiones. Faconauto ha advertido que el parque andaluz no mejorará hasta que las matriculaciones no tengan un comportamiento que las acerque a los niveles prepandémicos. En este sentido, la patronal de los concesionarios ha adelantado que este año se espera que en Andalucía se llegue a las 93.000 matriculaciones, lo que supone un crecimiento del 13 por ciento respecto a 2022 pero un 30 por ciento menos que en 2019. La previsión para el año que viene es que las ventas sean prácticamente iguales a 2023, con unas 96.000 matriculaciones y un crecimiento del apenas un 3,5 por ciento.

Lo último