Sucesos

Dos perros abandonados causan la muerte de una veintena de ovejas

Dos perros abandonados causan la muerte de una veintena de ovejas

Dos perros abandonados causan la muerte de una veintena de ovejas

La Guardia Civil investiga a dos personas por el abandono de varios perros que causaron la muerte de más de una veintena de ovejas en una finca ganadera de Cañada Hermosa, en Murcia, según han informado fuentes de la Benemérita en un comunicado.

La operación, denominada 'Troisloups', arrancó cuando el Instituto Armado recibió la llamada telefónica de un ganadero comunicando el ataque de tres perros asilvestrados, cruce con pastor alemán, a su corral de ganado, al que habían accedido después de excavar bajo el vallado perimetral.

Fallecieron 20 ovejas madres y otras 20 resultaron heridas de diversa consideración. Además, faltaban más de 30 animales que habían escapado del recinto para huir del ataque.

Gracias a la colaboración del trabajador de un huerto solar próximo, que avisó al propietario de los animales mientras intentaba ahuyentar a los perros, la Guardia Civil obtuvo varias fotografías de los canes, que resultaron cruciales para la investigación.

Unos días más tarde, mientras el SEPRONA de la Guardia Civil iniciaba la operación, el propietario de la finca ganadera volvió a comunicar otro ataque en el que resultaron muertas otras cinco ovejas y otra decena herida.

Los perros guiaron hasta su domicilio

Las vigilancias resultaron positivas cuando los agentes localizaron, en una plantación de almendros, a tres perros de similares características a las que aparecían en las fotografías, guareciéndose del calor en una zona de sombra.

Cuando los agentes se aproximaron, los animales huyeron a la carrera hacia un camino con varias viviendas hasta llegar a la puerta de uno de los domicilios, donde se detuvieron.

Las pesquisas practicadas por los investigadores permitieron averiguar la identidad del vecino que supuestamente residía en el inmueble, si bien, una vez localizado, comunicó a los agentes que eran su hija y su yerno quienes actualmente ocupaban el inmueble.

La Guardia Civil se entrevistó con la pareja que alegó desconocer el paradero de sus perros y que, además, no pudo acreditar estar en posesión de las correspondientes cartillas sanitarias caninas, ni de los microchips.

Por todo ello, la Guardia Civil ha finalizado la operación 'Troisloups' con la instrucción de diligencias para el juzgado de Instrucción de Murcia, en la que dos personas han resultado investigadas como presuntas autoras de delito de daños en la propiedad, por la muerte y lesiones de los ovinos; y por un supuesto delito de abandono de animales vertebrados, a la Fiscalía de Medio Ambiente de la Región.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios