Pasarela

La semana olímpica de la moda

  • Diseños exclusivos, colores patrióticos y uñas 'Nail Art' son las tendencias de esta peculiar pasarela de Londres

Colorida, brillante y estrecha, muy estrecha. Esa es la tendencia en la pasarela de moda más peculiar de los últimos tiempos, los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Cada vez son más los que centran su atención en el atuendo de los deportistas que compiten en estas olimpiadas, convirtiéndose en una inusual fashionweek olímpica. Son más de 200 los países que luchan por conseguir medallas en Londres, y cada uno de ellos tiene un uniforme olímpico realizado exclusivamente para la ocasión.

Es el caso de Italia, país de la moda por excelencia y cuna de las mejores y más prestigiosas firmas. Firmas que han sido las encargadas de diseñar la equipación olímpica de algunos de sus deportistas, como los navegantes italianos, cuyo atuendo corre a cargo del mismísimo Prada. La delegación italiana también puede presumir de una elegante vestimenta, con una silueta esbelta en azul marino y blanco confeccionada por Armani. Tan importante es la moda en la pasarela olímpica que, la nadadora estrella Federica Pellegrini, lleva hasta 50 piezas distintas en su colección, como si de una modelo profesional se tratara.

El equipo del país anfitrión quedó a manos de Adidas, marca para la que Stella McCartney, hija del ex Beatle, diseñó una indumentaria basada en la Union Jack, empleando sus colores azul, blanco y rojo. Del mismo modo, los alemanes, al igual que el resto de países, usan sus colores para la elaboración de los uniformes deportivos, en un acto patriótico que nada tiene que ver con la moda. Aunque no todos los deportes permiten la opción de lucir un elegante modelo. El judo, el esgrima y alguna que otra modalidad de atletismo impide que se vaya a la moda, ya que la protección de determinadas zonas del cuerpo o el uniforme reglamentario del deporte van en contra de cualquier tendencias.

Los que si siguen la moda y en cada cita se superan más son los deportes acuáticos. La natación sincronizada es la estrella de estos juegos, y cada país apuesta fuerte por los modelos que se eligen para las competiciones. Usando generalmente los colores de su país, los trajes de baños de las chicas emplean cortes imposibles, combinaciones muy vistosas y adornos que van desde la tradicional pedrería a rosas rojas, como las que decoraban el hombro derecho de las chicas españolas. Otra modalidad que destaca es la gimnasia artística y la gimnasia rítmica, junto con el voley playa, donde la arena se convierte en un catálogo de ropa de baño.

Pero no sólo la ropa es importante en los Juegos de Londres. La nueva moda entre las chicas es diseñar sus uñas con la técnica Nail Art, es decir, diseñarlas y pintarlas acorde con los colores de su vestimenta o su bandera. Tanto es así que en la sede olímpica hay centros especializados donde las deportistas pueden acudir para poner a la moda sus uñas o simplemente retocar algunos detalles antes de salir a disputar sus respectivas pruebas. Este estilo ha marcado casi todas las competiciones de natación, donde se podía ver a la española Mireia Belmonte preparándose para saltar a su acuática pista con unas uñas de gel pintadas con un estampado animal. Un diseño muy usado es el de los cinco aros olímpicos, superpuestos a los colores del país.

Y aunque no todos los diseños son patrióticos, sí son los más repetidos, como el de las uñas de Allison Schmitt, la nadadora estadounidense, que usó colores sólidos de la bandera de su país, rojo y azul, diferenciando el anular del resto de la mano. Sin duda, complementos innovadores que marcan tendencia entre los deportistas y que proyectan a todo el mundo a través de esta particular pasarela de la moda olímpica 2012.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios