'Caso Mainat'

La mujer de Mainat sale en libertad

  • Había sido detenida el martes por entrar a la fuerza en la casa que Josep María Mainat tiene en Canet de Mar.

Ángela Dobrowolski, a su llegada a los juzgados para testificar por el intento de asesinato de Mainat hace unas cuantas semanas.

El juez de guardia de Arenys de Mar, en Barcelona, dejó este miércoles en libertad provisional a Ángela Dobrowolski, la todavía esposa de Josep María Mainat, y al hombre que el martes fue detenido junto a ella por haber intentado asaltar la casa del productor televisivo en Canet de Mar.

Según informó el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, ambos detenidos han sido puestos en libertad puesto que ninguna de las partes había pedido medida cautelar alguna para ellos, con la obligación, eso sí, de comparecer siempre que sean requeridos. Dobrowolski y Gabriel, supuesto acompañante de pago que al parecer ahora vive con la esposa de Mainat, están acusados de un delito de robo con fuerza en grado de tentativa, después de que el martes por la mañana fueran sorprendidos en el interior de la casa del fundador de Gestmusic, a la que habían accedido por la ventana de un baño.

Ángela Dobrowolski, en su entrevista televisiva en le programa 'En el punto de mira'. Ángela Dobrowolski, en su entrevista televisiva en le programa 'En el punto de mira'.

Ángela Dobrowolski, en su entrevista televisiva en le programa 'En el punto de mira'. / Mediaset

La del martes es la tercera detención de Ángela Dobrowolski en los últimos meses: la primera fue por intentar asesinar al productor inyectándole insulina mientras dormía, y la segunda por cobrar supuestamente unos cheques de su esposo que había falsificado con su firma.

Tras denunciarla por allanamiento de morada e intento de robo, Mainat ha pedido a su ex que ceje en su empeño de hacerle daño. "Llevaba cuatro días tratando de forzar la cerradura y ha ido con una escalera, encapuchada, saltando por el tejado", ha explicado a los periodistas. La hipótesis que se baraja es que no querían robar nada sino ocupar la casa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios