EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Pasarela

Meghan se marcha en plena tormenta

  • La 'dimisión' de los duques de Sussex de sus deberes reales sume a la familia real inglesa en una grave crisis.

  • La esposa de Enrique le deja solo con el problema y vuelve a Canadá para hacerse cargo de su hijo Archie.

Los duques de Sussex, en el último desfile del tradicional día de 'Trooping of the colour' por el cumpleaños de la reina Isabel II. Los duques de Sussex, en el último desfile del tradicional día de 'Trooping of the colour' por el cumpleaños de la reina Isabel II.

Los duques de Sussex, en el último desfile del tradicional día de 'Trooping of the colour' por el cumpleaños de la reina Isabel II. / Efe

La familia real británica suele moverse según el rígido protocolo inglés, de ahí que todo aquello que se salga de contexto les traiga de cabeza. Tras anunciar los duques de Sussex que abandonan sus funciones reales y que serán independientes económicamente, la reina Isabel II ha mantenido una reunión de urgencia con el heredero a la corona inglesa, el príncipe Carlos, y el segundo en la sucesión, Guillermo, padre e hijo de Enrique respectivamente. La decisión de Meghan y Enrique, al parecer, la han tomado unilateralmente y sin contar con Isabel II ni el resto de la familia, quienes aún están digiriendo la noticia. Entretanto, Meghan ha dejado solo a su esposo para que lidie con las consecuencias e intente apaciguar los ánimos con su familia. La ex actriz ha puesto tierra de por medio y se ha marchado a Canadá para reencontrarse con su hijo Archie, a quien dejó a cargo de su madre, Doria Ragland.

De i. a dcha. Isabel II, el duque de Edimburgo, los duques de Sussex y los de Cambridge, en un acto oficial. De i. a dcha. Isabel II, el duque de Edimburgo, los duques de Sussex y los de Cambridge, en un acto oficial.

De i. a dcha. Isabel II, el duque de Edimburgo, los duques de Sussex y los de Cambridge, en un acto oficial. / Efe

Cuando apenas han pasado unos días desde que los duques de Sussex anunciaran su abandono de las funciones reales, lo que constituye una decisión sin precedentes en el seno de los Windsor, las primeras consecuencias ya están materializándose: el museo de cera Madame Tussauds de Londres ha decidido apartar las figuras de Meghan y Enrique de las del resto de la familia real británica.

Figuras de cera de los duques de Sussex . Figuras de cera de los duques de Sussex .

Figuras de cera de los duques de Sussex . / Efe

Según los tabloides ingleses, están todos muy afectados y profundamente dolidos, pero están buscando una solución a esta dimisión real. La educaron para no manifestar públicamente sus sentimientos, pero en el comunicado enviado por Isabel II se percibe su enfado: "Las conversaciones con los duques de Sussex están en una etapa temprana. Entendemos su deseo de adoptar un enfoque diferente, pero se trata de cuestiones complicadas que llevará un tiempo resolver", ha argumentado a los medios.

Los duques de Cambridge y los de Sussex, en el oficio religioso de Navidad en Sandrigham en 2018. Los duques de Cambridge y los de Sussex, en el oficio religioso de Navidad en Sandrigham en 2018.

Los duques de Cambridge y los de Sussex, en el oficio religioso de Navidad en Sandrigham en 2018. / Efe

La sociedad británica está conmocionada y muchas son las preguntas que se hacen: qué significa ser independiente económicamente; cómo apoyarán a la corona a partir de ahora; a que colegio acudirá en el futuro el pequeño Archie, o si pagarán ellos mismos su propia seguridad, lo que conllevaría un desembolso millonario en su caso.

El príncipe Enrique y Meghan con su hijo Archie durante su viaje a Sudáfrica. El príncipe Enrique y Meghan con su hijo Archie durante su viaje a Sudáfrica.

El príncipe Enrique y Meghan con su hijo Archie durante su viaje a Sudáfrica. / Efe

El denominado Megxit (o Sussexit) se veía venir, en todo caso: el distanciamiento de la pareja respecto a Guillermo y Catalina, la dimisión de varios asistentes que no aguantaban el carácter de la duquesa de Sussex, la entrevista televisiva proclamando su derecho a intentar ser felices, la querella contra el Sunday Mail, el traslado desde Kensington a Frogmore Cottage, la ausencia navideña en Sandringham... Es un hecho que Enrique siempre ha acusado a la prensa de la prematura muerte de su madre. Algunos periódicos hablan de "traición". Incluso dicen que la historia se repite, y Enrique se ha ido con una divorciada norteamericana, como Eduardo VIII se fue con Wallis Simpson.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios