Gastronomía La pandemia impulsa para siempre el 'delivery'

  • 'La Guía del delivery 2021' sostiene que la comida a domicilio es una tendencia que ha venido para quedarse

Un reparto de comida a domicilio.

Un reparto de comida a domicilio.

No todos los restaurantes han contribuido al exponencial crecimiento del servicio a domicilio generado por la pandemia, pero según La guía del delivery 2021, deberían probarlo porque, como sostiene su autor, Marcos Antón, "quien piense que es un fenómeno minoritario o pasajero está equivocado".

Marcos Antón, autor de ‘La Guía del delivery 2021’. Marcos Antón, autor de ‘La Guía del delivery 2021’.

Marcos Antón, autor de ‘La Guía del delivery 2021’. / Efe

Después de cuatro años en Glovo y arrancar nuevos proyectos, en un "tiempo crítico" para la hostelería como es la pandemia, decidió volcar sus conocimientos en esta guía práctica con consejos para iniciarse en un modelo que, asegura, ha avanzado y continuará haciéndolo. "Antes sólo lo usaban jóvenes, ahora desde abuelas a familias numerosas" que no tienen ganas de cocinar en un momento dado ni de acudir a restaurantes.

"Durante la pandemia el usuario se ha acostumbrado y le gusta, el covid ha acelerado este tipo de consumo. Igual que ha pasado con los cines y las plataformas de televisión ocurre con los restaurantes y la comida a domicilio", apunta.

Aunque, cuando las condiciones lo han permitido, ni se ha dejado de acudir al cine ni a los restaurantes, sí cambiará la correlación con el consumo en casa, según este experto.

Un repartidor entrega comida a domicilio en una casa. Un repartidor entrega comida a domicilio en una casa.

Un repartidor entrega comida a domicilio en una casa.

Señala en su guía, disponible por el momento on line, que hay restaurantes que no se apuntan a este servicio porque piensan que su comida no es apta para desplazarse, pero cita como ejemplo la adaptación del tres estrellas Michelin DiverXO, de David Muñoz. En GoXO ofrece platos con su sello, diferentes a los de su restaurante, pero capaces de acercarse a nuevos públicos. "Es un error pensar que tu producto no es apto para delivery, todos los restaurantes tendían que hacerlo, incluso los estrellas Michelin que aún están cerrados o que trabajan a medio gas", defiende.

Advierte de que "ni en broma" se debería debutar con la comida a domicilio fuera de las plataformas establecidas, que ofrecen su servicio "llave en mano" en forma de desarrollo tecnológico de aplicaciones y usuarios. "A cambio cobran una comisión a simple vista abusiva, en torno al 30%, pero te ahorras tener que montar tu aplicación, el software, captar clientes y tener una flota de repartidores. Competir con Glovo, Deliveroo, Just Eat o Uber Eats no te va a salir rentable si estás empezando".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios