Reinar sin corona

Los jóvenes de las casas reales prefieren las pasarelas y las redes a los palacios.

-->