Feria de la Salud de Córdoba Diversión garantizada hasta el último momento

Desaparecidas las recepciones oficiales de los primeros días de Feria y las comidas de empresa, El Arenal acogió ayer a miles de personas dispuestas a disfrutar de los últimos compases de una fiesta que comenzó hace justo ocho días con el tradicional encendido del alumbrado. Una jornada, la de ayer, en la que las calles del recinto se llenaron de jóvenes, y no tan jóvenes dispuestos a darlo todo hasta que se apagara la última bombilla.

Las casetas, por tanto, dieron cabida a numerosas familias y también a vecinos de localidades de la provincia, tal y como es tradicional, en el fin de fiesta en El Arenal, que este año ha celebrado su primer cuarto de siglo desde que se convirtió en el recinto ferial tras su traslado desde el Paseo de la Victoria, emplazamiento del que aún quedan nostálgicos. Sea como fuera, las imágenes del último sábado de Feria reflejan que siempre hay tiempo para la diversión y para despedirse a lo grande del Mayo Festivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios