Un respiro para los presidentes

Tras un duro y polémico año, los encargados de las autonomías afrontan un periodo de vacaciones que se verá marcado por la brevedad de su descanso y por la austeridad

El presidente de la Xunta de Galicia, Núñez Feijóo, pasea con Rajoy el pasado sábado en la zona de Pontearnelas.
El presidente de la Xunta de Galicia, Núñez Feijóo, pasea con Rajoy el pasado sábado en la zona de Pontearnelas.
I. López Varona (Efe)/ Madrid

07 de agosto 2012 - 05:05

Las vacaciones de los presidentes autonómicos serán este año cortas, muy cortas, austeras y cerca del despacho oficial, casi siempre en la propia comunidad por si la actualidad de la crisis exige la toma de decisiones urgentes, aunque también sacarán tiempo dedicado a sus aficiones.

Si en 1990 el entonces presidente catalán, Jordi Pujol, inició su descanso estival el 30 de julio y se trasladó a su residencia gerundense de Queralbs hasta el 3 de septiembre, el actual, Artur Mas, pasará unos días en Menorca y paseará en el yate de algún amigo. Además de estar muy pendiente de la evolución económica, Mas tiene prevista una "escapada" sorpresa con su mujer para celebrar su aniversario.

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, tiene previsto celebrar al menos dos consejos de gobierno y cogerá apenas dos semanas de vacaciones en lugares que frecuentaba antes de asumir el cargo: entre las Rías Bajas y Orense, donde reside su familia. Días que aprovechará para hacer deporte, leer y preparar el inicio del nuevo curso político.

El lehendakari, Patxi López, tomará muy pocos días de descanso estival, cerca del País Vasco para estar localizable si surgen imprevistos provocados por la actual crisis económica.

Planes muy distintos a los que hacía en 1991 el entonces lehendakari José Antonio Ardanza, quien se recorrió en estas fechas varias ciudades de Centroeuropa aprovechando su anonimato.

El presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, disfrutará de dos semanas en la localidad castellonense de Benicassim, con su familia y practicando la natación.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, viajará a Asturias para estar con su familia, hacer deporte y leer, si es que la actualidad política no la reclama.

José Antonio Griñán, presidente de Andalucía, intentará relajarse unos días con su familia en Galicia, aunque estará muy pendiente de la situación económica y de las desavenencias entre la Junta y el Gobierno central.

Paulino Rivero no sabe aún si podrá tomarse unos días libres y en todo caso no saldrá de Canarias. Atrás queda aquel verano de 2008 cuando se fue más de dos semanas al extranjero.

La presidenta de Navarra, Yolanda Barcina, pasará los primeros días del mes en la playa junto a su hijo y se relajará leyendo y paseando por las orillas del mar.

Como otros años, Luisa Fernanda Rudí, presidenta de Aragón, descansará quince días en Ribadesella, donde leerá los libros que tiene pendientes, paseará y cogerá fuerzas para el arranque del curso político.

También repite costumbres el de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, que lleva años haciendo algún tramo del Camino de Santiago durante sus vacaciones, aunque en 2002 se marchó varios días al extranjero.

Fiel también a la tradición, el de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, traslada su residencia durante estos días a la localidad alicantina de La Torre de la Horadada, desde la que viajará todos los días a Murcia para despachar su agenda.

Pedro Sanz, presidente de La Rioja, no saldrá de vacaciones al considerar que la situación actual demanda que esté en su puesto y solo cuando la agenda lo permita tendrá una actividad más relajada.

El presidente de Cantabria, Ignacio Diego, cambia, como hace todos los años, su residencia habitual en Astillero a otra que tiene la familia en Santoña, donde compatibilizará descanso con trabajo y practicará sus aficiones, como correr por la playa o practicar piragüismo.

El de Asturias, Javier Fernández, aún no ha decidido si se tomará unos días, puesto que solo hace dos meses que ocupa el cargo y aún no tiene cerrada toda la estructura de su Ejecutivo.

Juan Jesús Vivas, presidente de Ceuta, se tomará una semana en Andalucía, donde practicará tranquilamente sus pasatiempos preferidos: leer e ir al cine.

Los presidentes de Castilla-La Mancha, Dolores de Cospedal; Baleares, José Ramón Bauzá, y el de Extremadura, José Antonio Monago, no han informado sobre sus vacaciones

También te puede interesar

stats