EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

España

Sanidad defiende los confinamientos selectivos ante posibles nuevos brotes

Personal de la residencia Los Maizales, en Zaragoza, despidieron ayer al último ingresado con Covid-19. Personal de la residencia Los Maizales, en Zaragoza, despidieron ayer al último ingresado con Covid-19.

Personal de la residencia Los Maizales, en Zaragoza, despidieron ayer al último ingresado con Covid-19. / Javier Cebollada / Efe

"No estoy para recentralizar nada pero había que tomar esta medida". El ministro de Sanidad, Salvador Illa, desmintió de manera rotunda que el Gobierno adoptara el estado de alarma con un ánimo recentralizador, tal y como se le ha venido reprochando desde determinadas autonomías, como País Vasco y Cataluña. Pero en caso de que los contagios vuelvan a masificarse, el confinamiento absoluto no volverá, de manera que se actuará de manera selectiva frente a los rebrotes, con aislamiento de las zonas o lugares afectados.

En una entrevista en RAC1, Illa se mostró prudente: "Creo que el confinamiento no volverá, pero volverá si hace falta si se nos va de las manos, puesto que ha sido una arma eficaz", remarcó frente a las críticas generalizadas por el estado de alarma. Para evitar de nuevo la confrontación con el resto de partidos del arco parlamentario, el Gobierno está dispuesto a explorar lo que el ministro denominó "confinamientos quirúrgicos", que son los que "forman parte de la estrategia actual".

Illa niega que el Gobierno adoptara el estado de alarma con ánimo recentralizador

Así, si se detecta un brote y hace falta confinar un edificio, una empresa o poner en cuarentena un bloque de viviendas, puso como ejemplo Illa, ahora serán las comunidades autónomas quienes tendrán "las competencias y el apoyo del Ministerio".

Illa también señaló que prevé que la vacuna contra el coronavirus llegue en la primavera de 2021, "o antes".

Sanidad tenía este lunes contabilizados 51 brotes de casos de coronavirus sin cerrar, aunque tan sólo le preocupan once de ellos, especialmente los declarados en Aragón, además de los de Lérida, Valladolid, Málaga, Murcia y Galicia.

En rueda de prensa, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, aseguró que estas cifras van a ir cambiando en los próximos días e insistió en que la mayor parte de los focos detectados por Sanidad no son de interés y en su mayoría son asintomáticos.

Respecto al surgido en tres comarcas de Huesca, en el que se han diagnosticado alrededor de 250 positivos, "parece que evoluciona bien" y sólo el 10% de los afectados presentan síntomas y están en aislamiento, mientras que la mayor parte del resto no tienen sintomatología y son infecciones resueltas.

Este brote tiene "muchas similitudes" con el registrado en Lérida y también relacionado a temporeros, e incluso por su proximidad geográfica existen "dudas" de si pueden estar relacionados.

En ambos casos se trata de temporeros que "desgraciadamente están viviendo en unas condiciones muy malas", pero el epidemiólogo descartó que el vínculo con la infección sea precisamente el trabajo que desarrollan. "Yo no hablaría de trabajadores, sino de personas vulnerables en situaciones precarias (...) que no favorecen el control de la transmisión", debido a que muchos comparten habitación o conviven en casas en las que "hay muchas más personas de las que deberían vivir", ha argumentado.

Los otros focos que interesan a Sanidad son el detectado en un centro de acogida de Cruz Roja en Málaga, que suma ya 103 casos; el del Hospital Río Hortega de Valladolid que "preocupa un poco por el tamaño, pero son muchos asintomáticos con infecciones resueltas".

Y dos brotes familiares, uno en Murcia y otro en Galicia, que también por su tamaño se debe "manejar con cuidado", aunque son en su mayoría "asintomáticos probablemente antiguos".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios