Juicio del 'Procès' Marchena reprueba al abogado de Sànchez por acusar a Pérez de los Cobos de mentir con las cargas policiales

  • El presidente del tribunal advierte al letrado de que "no intente, como no le gusta la respuesta, advertir al testigo de que puede convertirse en un delincuente"

Manuel Marchena, presidiendo un tribunal. Manuel Marchena, presidiendo un tribunal.

Manuel Marchena, presidiendo un tribunal. / Archivo

Comentarios 0

El presidente del tribunal que juzga el proceso independentista en Cataluña, el magistrado Manuel Marchena, ha amonestado este miércoles a Jordi Pina, abogado de tres de los acusados -Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull-, por acusar al coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos de tratar de mentir durante su declaración como testigo con respecto a la intervención policial el día del referéndum independentista del 1 de octubre de 2017.

La comparecencia este miércoles de Pérez de los Cobos, que el magistrado ha calificado a su término de "esencial" tanto para las defensas como para las acusaciones, es continuación de la larga declaración que ya prestó este martes y se ha caracterizado por un tenso rifirrafe entre Marchena y Pina debido a la insistencia del segundo en preguntar al testigo por qué entiende por cargas policiales y por las intervenciones que tuvieron lugar el día del referéndum.

Tal y como ya dijo este martes, el coronel de la Benemérita, que coordinaba el dispositivo policial durante el 1-O, ha explicado que una carga policial es "una actuación contundente para disolver una manifestación o para desalojar un centro o un espacio", de modo que entiende que el día del referéndum ilegal "ni se disolvió una manifestación y tampoco se practicó ningún desalojo", por lo que concluye que no se produjeron cargas.

En lugar de pasar a otra pregunta, Pina ha incidido sobre este asunto y ha preguntado si un grupo de policías con casco, portando escudos y sus armas defensivas reglamentarias en alto, dirigiéndose hacia un grupo de ciudadanos que están quietos con las manos en alto, no se podría definir como una carga policial. Sin embargo, antes de que Pérez de los Cobos pudiera empezar a contestar, el presidente del tribunal ha cortado la interlocución.

Insinuación de falso testimonio

Marchena y Pina han entrado entonces en una discusión porque el magistrado entendía que el testigo ya había contestado a la pregunta sobre lo que es una carga policial y por ello le pedía que pasara a otro tema. Sin embargo, el abogado ha insinuado que el coronel podía estar incurriendo en un delito de falso testimonio al decir que no hubo cargas policiales el 1-O.

En este punto, Marchena ha sido aún más tajante en su postura y ha recordado que el testigo ya sabe que está obligado a decir la verdad durante su declaración y que el tribunal le ha informado de ello. "El testigo ya sabe que está bajo juramento y el letrado no está para recordárselo permanentemente. Las advertencias sobre la posible responsabilidad criminal del testigo si falta a la verdad ya se le han hecho", ha remarcado.

Viendo que Pina insistía en querer preguntar a Pérez de los Cobos sobre si hubo o no cargas policiales, Marchena ha querido zanjar la discusión: "No intentemos, como no le gusta la respuesta, advertir al testigo de que puede convertirse en un delincuente", ha exigido.

Impropio de su trayectoria jurídica

Pina lo ha intentado de otra manera preguntando al testigo si "está seguro de que no hubo cargas policiales", pero el magistrado no le ha dejado seguir, asegurando que con sus cuestiones estaba "derivando" el interrogatorio a una "situación impropia de su trayectoria jurídica". Además, le ha garantizado que el tribunal no se limitará a la "noción policial de carga" aportada por Pérez de los Cobos para valorar las imágenes de las intervenciones que se produjeron el día del referéndum.

En un último intento, el abogado ha querido saber si Pérez de los Cobos conoció que policías y guardias civiles "golpearon a ciudadanos que estaban inmóviles en el suelo con las manos levantadas". Marchena no le ha corregido esta vez y el coronel ha contestado que los informes que le llegaron de ese día no entraban en esos detalles.

Previamente a este encontronazo con el abogado de Sànchez, Rull y Turull, el magistrado también ha protagonizado otro rifirrafe con el letrado de Oriol Junqueras y Raül Romeva, Andreu Van Den Eynde, por el empecinamiento de éste en ver una contradicción entre lo dicho por Pérez de los Cobos durante el juicio y en la fase de instrucción de la causa.

En su declaración en el juicio, el coronel ha dicho varias veces que "es imposible la convivencia ciudadana sin repeto a la ley". El abogado ha creído ver una contradicción con su comparecencia ante el juez instructor y ha solicitado que la sala pudiera escucharlo, comprobándose que lo que dijo fue que "el cumplimiento de la ley está por encima de la convivencia ciudadana". Marchena ha pedido pasar a otro asunto, ya que el debate abierto "no es determinante para el esclarecimiento de los hechos".

"No vamos en la buena dirección"

Igualmente ha merecido la intervención de Marchena el interrogatorio a este testigo por parte Alex Solá, que es uno de los abogados del presidente de Ómnium Cultural, Jordi Cuixart, que ha preguntado a Pérez de los Cobos sobre su conocimiento sobre una actuación a las puertas de un colegio concertado en Barcelona.

"No vamos en la buena dirección", ha terciado Marchena, que ha reprochado a este letrado que tratara de empezar un debate sobre el concepto de titularidad pública de un colegio regido por una orden religiosa o sobre el concepto de manifestación por parte de Naciones Unidas. "No intente convencer al testigo, convenza al tribunal", ha concluido, con una expresión que se ha convertido ya en un clásico de Marchena durante la presidencia de esta vista oral.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios