Cuarta oleada de Metroscopia

Vox irrumpe con fuerza en España pero las derechas no sumarían

  • El PSOE seguiría siendo el partido más votado en unas hipotéticas elecciones generales, pero Sánchez seguiría sin sumar sólo con Podemos 

  • Ciudadanos adelantaría al PP de Pablo Casado, cuyo partido es el más afectado por la entrada de Vox

  • El partido de Santiago Abascal puede lograr 29 escaños y llevar al Congreso a una fragmentación de pentapartido 

Estimación de votos y escaños. Estimación de votos y escaños.

Estimación de votos y escaños.

Si las elecciones generales se celebrasen en estos momentos, el Congreso de los Diputados abandonaría, de modo definitivo, el bipartidismo por una situación de pentapartido, donde cinco formaciones entrarían con más del 10% de los apoyos y ninguno de ellos se acercaría al 30%. De este modo, ni el bloque de las izquierdas, formado por PSOE y Podemos, ni el de las derechas, con Ciudadanos, PP y Vox, tendrían una mayoría suficiente para gobernar. Este es el resultado más relevante del barómetro de diciembre de Metroscopia.

Ni el bloque de las derechas ni de las izquierdas sumaría para gobernar

El sondeo se realizó entre el 10 y el 12 de diciembre, días después de las elecciones andaluzas, donde se confirmó la irrupción de Vox. Básicamente, esta encuesta plantea un escenario parecido al andaluz, aunque el bloque de las derechas no llegaría a la mayoría absoluta. No obstante, se trata de una encuesta realizada en tiempo no electoral, por lo que se trata de una estimación, de una cata de voluntades de la opinión pública, y no de una predicción.

Recomposición de las derechas

Los principales movimientos respecto a las oleadas anteriores de Metroscopia se dan en el cambio de las derechas. El PP se sigue desangrando entre Ciudadanos y Vox, lo que provoca que el partido de Albert Rivera se sitúe como la segunda formación de España, con un voto estimado del 20,5%. Son 70 escaños, 38 más de los que obtuvo en las elecciones generales.

Las derechas y el centro derecha no sólo asisten a una redistribución de sus apoyos, sino a un incremento del respaldo. Los tres partidos suman más del 50% del electorado, y pasan a tener 167 escaños, frente a los 152 de los grupos de izquierda. Para un Gobierno de Ciudadanos y PP, con respaldo de Vox, aún necesitarían ocho escaños más, pero no los podrían obtener del resto de grupos, ya que los otros partidos conservadores, como el PNV, difieren de las políticas centralistas de Vox y Ciudadanos.

Fidelidad y transferencia de votos. Fidelidad y transferencia de votos.

Fidelidad y transferencia de votos. / Infografía

El PSOE, el más votado

El PSOE de Pedro Sánchez seguiría siendo el partido más votado en estos momentos. Con el 22,2% del voto, llegaría a los 89 escaños, cuatro más que en la actualidad. La razón es que el PSOE comienza a recibir transferencias del electorado de Podemos, con lo que compensa lo que se le va a Ciudadanos.

El otro partido de izquierda, Podemos o la marca anterior Unidos Podemos más sus confluencias, retrocede tres puntos, se quedaría con 63 escaños, ocho menos que en la actualidad. Esto hace que la formación de Pablo Iglesias no sea suficiente para respaldar un posible Gobierno de las izquierdas liderado por el PSOE. Ahora bien, Pedro Sánchez sí podría repetir, con esta coyuntura, la fórmula actual, de un Ejecutivo en minoría respaldado por Unidos Podemos y el resto de partidos independentistas y nacionalistas.

Tampoco sumarían PSOE y Ciudadanos

Tal como ocurrió en las elecciones andaluzas, el PP sería el partido que repartiría sus apoyos entre las dos fuerzas emergentes de la derecha, Vox y Ciudadanos. Pablo Casado tendría sólo un 18%, y 68 escaños, muy lejos de los 137 que obtuvo Mariano Rajoy. 

La sorpresa la daría el partido de Santiago Abascal, que llega al 11,5% de los votos y un total de 29 parlamentarios. Vox se nutre del PP y de Ciudadanos, pero sobre todo de los populares. En el anterior barómetro de Metroscopia, Vox apenas aparecía con un 0,2% de apoyos. Sin duda, el conflicto en Cataluña es lo que está tirando de este partido, que se ha convertido, además, en una formación que seduce a los convencidos de los cambios políticos. 

Andalucía, trampolín de Vox

La entrada en la vida parlamentaria de Vox se ha producido en Andalucía porque ha sido la primera comunidad en entrar en el nuevo ciclo electoral. Pero el éxito de sus 12 escaños le va a servir de trampolín para el salto nacional. La doble fuga de votos del PP no sólo se ha consolidado, sino que se ha ampliado.

Uno de los problemas futuros de Vox es su extrema polarización en cuanto al género. Siete de cada 10 votantes de este partido son hombres. Vox sería el principal recepctor de la sangría del PP, que se calcula en tres millones de votos respecto a las pasadas elecciones, pero también recibiría unos 100.000 del PSOE y 50.000 de Podemos. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios