La crisis catalana

Clamor contra “la vergüenza” del juicio del ‘procés’

  • Miles de personas se concentran en Barcelona y otras capitales catalanas al grito de “la autodeterminación no es delito”

  • Los CDR provocan cortes de tráfico en la AP-7 y en la Gran Vía

Manifestación independentista contra el juicio por el 1-O en el Tribunal Supremo, el martes por la tarde en Barcelona. Manifestación independentista contra el juicio por el 1-O en el Tribunal Supremo, el martes por la tarde en Barcelona.

Manifestación independentista contra el juicio por el 1-O en el Tribunal Supremo, el martes por la tarde en Barcelona. / Enric Fontcuberta (EFE) (Barcelona)

El inicio del juicio contra doce dirigentes independentistas en el Tribunal Supremo ha desatado este martes una ola de indignación en los círculos soberanistas, que han reunido a unas 6.000 personas, según la Guardia Urbana, en la plaza Catalunya de Barcelona para denunciar "la vergüenza" que entienden que supone el proceso judicial y para esgrimir que "la autodeterminación no es un delito".

El clamor lo lideraron la consellera de Presidencia, Elsa Artadi (JxCat); el vicepresidente del Govern, Pere Aragonès (ERC); el primer teniente de alcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello (comunes); la diputada de la CUP Maria Sirvent; el vicepresidente de Òmnium, Marcel Mauri, y la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, entre otros, que participaron en la lectura coral de un manifiesto unitario del soberanismo ante los concentrados.

El texto considera que el Supremo "no es independiente ni imparcial", por lo que ven riesgo de que "unas instituciones judiciales politizadas quieran llevar a cabo un castigo ejemplar decidido de antemano" contra el independentismo.

Así, recalcaron que el juicio es contra "todos" los soberanistas y subrayaron que "la democracia no puede estar nunca fuera de la ley", pues en su opinión "decidir no es un delito" y "ni un referéndum ni la autodeterminación se pueden juzgar y aún menos condenar".

Artur Mas no faltó

Los concentrados, ataviados con numerosas banderas independentistas y carteles con fotos de los acusados en el Supremo, lanzaron proclamas a favor de la "libertad" y del referéndum unilateral del 1 de octubre, y alzaron letras amarillas que, juntas, conformaban la palabra Freedom (libertad).

A la concentración asistieron el presidente del Parlament, Roger Torrent; el ex presidente catalán Artur Mas; el líder de ERC en el Parlament, Sergi Sabrià; el concejal Jaume Asens (comunes); la candidata municipal del PDeCAT Neus Munté; la consellera Laura Borràs o el diputado de la CUP Carles Riera, entre otros.

En declaraciones a los periodistas, Artadi replicó a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que "lo que es un chantaje de verdad es juzgar a doce personas por hacer un referéndum, por defender derechos y por dar la voz a la ciudadanía".

Los dirigentes soberanistas coincidieron en censurar la "vergüenza" que supone el juicio a los líderes del procés y, tras cuestionar la imparcialidad de la justicia, avisaron que la causa llegará al Tribunal Europeo de Derechos Humanos, en Estrasburgo.

También hubo concentraciones en Lérida, Tarragona o Gerona.Asimismo, decenas de Comités de Defensa de la República (CDR) se concentraron por la mañana frente a la sede de la Fiscalía Superior de Cataluña y los Mossos los retiraron uno a uno, sin detenidos. Los CDR también provocaron a primera hora de la mañana varios cortes de tráfico en carreteras como la AP-7, la C-25 o la Gran Vía de Barcelona.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios