"Lorca es un pintor de gran belleza con una mirada social"

pasión vega | cantante

Pasión Vega durante la entrevista, en el Hotel Casa de las Cuatro Torres de Cádiz.
Pasión Vega durante la entrevista, en el Hotel Casa de las Cuatro Torres de Cádiz. / Lourdes De Vicente
Pilar Vera

17 de diciembre 2022 - 05:00

CONTAR Y CANTAR A LORCA. Mostrar, por si a alguien le quedaban dudas, lo lejos que pueden llegar unos versos enterrados. Con su última propuesta, ‘Lorca Sonoro’, Pasión Vega (Madrid, 1976) musicaliza varias creaciones del poeta granadino, incluyendo las aportaciones que ya hicieron nombres como Camarón, Morante o Leonard Cohen. En las versiones de la artista aparecen también las colaboraciones de Juan José Téllez, Silvia Sastre, Rozalén o Carmelo Gómez. El Teatro Maestranza de Sevilla verá el 26 de diciembre el estreno de la producción que cuenta, también, con la presencia del actor Víctor Clavijo y la dirección de Ana López Segovia.

–Abre este homenaje con ‘La leyenda del tiempo’.

–Nos conduce a un Federico luminoso: ¿qué mejor manera de decir que el tiempo es algo relativo, que no tiene poder sobre algo tan bello? Este tema, emblemático además en la historia del flamenco, me lleva mucho a mi infancia.

–¿Qué ha encontrado en Lorca a medida que se ha ido desarrollando este trabajo?

–En sus palabras: que la poesía no quiere adeptos, quiere amantes. Es la estética de Lorca o su manera de expresar las cosas lo que nos hace sentir y lo que nos representa: con Lorca, vemos que alguien cuenta mejor que nosotros nuestras propias emociones. Aquí me hallo en un terreno que conozco, que me suena, con el que me identifico: todo ese imaginario, su sensibilidad y su sufrimiento... Esas imágenes poéticas que todavía nos hablan de otras cosas. Lorca era un andaluz de los pies a la cabeza, imbuido de una luminosidad especial.

–¿Cómo surge la idea de musicalizarlo?

–Pues la obra de Lorca me ha ido acompañando en algunos momentos, también en el palo de arte dramático, hasta que decido que lo mismo ha llegado el momento de profundizar y hacer una colección de esas canciones que había ido recopilando y que eran parte de mi memoria sentimental. El empujón llegó un 18 agosto en Alfacar, donde nos reunimos para realizar un homenaje, y quise argumentar un poco algunas de las canciones que han formado parte de este disco.

–Una de las características que suelen relacionarse con Lorca en su modernidad. Su contemporaneidad continuada.

–Siempre habla de los perdedores, del pueblo gitano, de la mujer, de los negros de Harlem... También, conforme avanza el tiempo, de su propia realidad, de poder encontrar su sitio. Para mí, es un pintor de gran belleza, con la vista fija en la crítica social.

–Tremendo el inicio narrado, y el sentido que de repente tiene la ‘Nana de Sevilla’, de La Argentinita.

–”El niño rico tiene la nana de la mujer pobre”, así que la gitana echó a su “galapaguito” a la calle. Son fragmentos de conferencias que Lorca iba dando sobre canciones que aprendía de las mujeres humildes que lo cuidaban y que tenía alrededor.

"Ante un talento tan descomunal, las ideas que uno pueda tener quedan en un segundo plano"

–Recupera esa canción emblemática que es ‘Ojos verdes’, con una interpretación cadenciosa, mitad cantada y mitad contada.

–Hacía más de 25 años que no la hacía, por cuestión de derechos. En el disco, Juan José Téllez y yo nos volcamos en su relación con el Romance del Sonámbulo.

–Que es sólo una de las colaboraciones: Rozalén, Elvira Sastre, Carmelo Gómez... Este último interviene en ‘Gacela de la muerte oscura’.

–“Quiero dormir un rato, un minuto, un siglo... para que todos sepan que no he muerto...” Es una de esas piezas impactantes de Lorca, en las que parece que está hablando de su destino, aunque de lo que habla es de la muerte del niño cuando crecemos.

–Pero lo cierto es que lo mataron y ha terminado convirtiéndose en un símbolo.

–Lorca se sigue señalando según intereses, sigue estando polarizado. Aún hay heridas abiertas que hablan de tantos restos sin encontrar. En ese sentido, proporcionar tranquilidad y consuelo a los descendientes que lo deseen sería de justicia. Por otro lado, cuando alguien tiene un talento tan descomunal, todas esas ideas que podemos tener, al final, quedan en un segundo plano. Pero sí es justa una recuperación: con Lorca, durante años, no se ha podido en este país ni trabajar sobre su obra, pero hubo también muchos autores republicanos que tuvieron que partir al exilio y sobre los que pesó el olvido. Yo, lo que quiero, es reivindicar la vida y la maravillosa belleza de este hombre:el arte es un vehículo maravilloso para comunicar emociones. Y en ocasiones, como él mismo decía, hay que bajar al fango y arremangarse.

–Esta Navidad (el día 26) presenta a este Lorca en el Maestranza. Son todas palabras muy grandes.

–Es un reto que asumo con mucho coraje y una vuelta más de tuerca a esta propuesta. He contado con la colaboración de dos gaditanos: Víctor Clavijo, que me acompaña sobre el escenario, y Ana López Segovia, en la dirección. Ellos, junto al resto del equipo, me han ayudado mucho a la hora de recolocar todas las piezas en una propuesta que será más que un concierto al uso.

También te puede interesar

stats