Adela Sáez, cirujana general "La medicina privada acorta las listas de espera"

Adela Sáez, cirujana general. Adela Sáez, cirujana general.

Adela Sáez, cirujana general.

Comentarios 6

Adela Sáez se considera perfeccionista y expresa en todo momento el profundo respeto y amor hacia sus pacientes. Ahí radica su vocación como médico. Ganadora por segunda vez del premio a mejor cirujana general de España por los galardones Doctoralia Awards, la granadina hace mención continua a sus compañeros y profesores, además de a su familia, que la han enseñado a amar su profesión. Sus pacientes tienen claro -y así lo expresan en sus comentarios en la web- sus puntos fuertes son la empatía con el enfermo además de su cercanía y profesionalidad.

-¿Qué cree que la ha convertido en la mejor cirujana general de España?

-Esta distinción me llena de orgullo, de alegría y de sentimiento. Ha sido importantísimo para mí aunque esto no significa que me considere la mejor ni que lo sea. Mi profesión, la cirugía y la medicina en general, es una carrera de fondo. Si me preguntan por qué creo que me han otorgado el premio les diría que pienso que porque, además de considerarme una persona muy perfeccionista técnicamente en mi profesión, con el convencimiento diario de que debo superarme cada día y aprender a ser mejor por la gran responsabilidad que se me otorga; es porque siento una gran admiración hacia los pacientes.

-¿Cree que la medicina debe promocionar sus puntos fuertes ante los ataques de algunos pacientes?

-La sociedad debe saber que cada persona que ha decidido dedicarse a la sanidad con actividad asistencial, lo ha hecho por vocación. Es muy difícil dedicar tu vida a los pacientes sin vocación. El ciudadano debe saber que si estamos ahí es para cuidarlos y ayudarlos. Al igual digo que el médico y el resto de profesionales debemos recordar cada día que el que está a nuestro lado como paciente tiene un problema de salud. Si ambas partes conciliamos estos conceptos muy probablemente todo mejore. En mi experiencia he tenido mucha suerte al no recibir maltrato por parte de ningún paciente.

-Cada vez son más los ciudadanos que apuestan por el seguro de salud privado. ¿Cuáles son los puntos fuertes de la sanidad privada respecto a la pública?

-La sanidad privada ofrece dos diferencias importantes en relación a los pacientes. La más importante es que acorta la lista de espera (he de destacar que en la sanidad pública no hay lista de espera para patologías oncológicas y que para el resto de patologías se lucha cada día más para superarla, pero este hecho es primordial). Por otra parte se diferencia respecto a la libertad en elección del profesional y en la posibilidad de poder pedir múltiples opiniones sin que ello suponga desagrado entre profesionales. Además, por lo general, en medicina privada el profesional puede dedicarle más tiempo al paciente, todo esto dependiendo del tipo de patología.

-Usted tiene su consulta en el hospital Vithas la Salud de Granada. ¿Este galardón rompe el mito de los mejores profesionales trabajan en la sanidad pública?

-En absoluto. Hay muy buenos profesionales en ambos ámbitos, pública y privada. El que es profesional ejerce su trabajo de forma correcta en el lugar donde esté. Por lo tanto no se debe generalizar. Hay grandísimos profesionales en la sanidad pública y en la privada. Opino con conocimiento de causa porque así lo he vivido. Yo he decidido practicar mi profesión en el Hospital Vithas, en el que me encuentro muy a gusto, bien cuidada y tratada. Esta decisión es algo muy personal dadas mis circunstancias, es decir, dada mi preciada familia y por la cercanía que se me ofrece. Además de no verme capacitada para trabajar en pública y privada simultáneamente (y lo refiero porque lo hice durante dos años).

-Los Doctoralia Awards son los únicos premios de salud en los que el jurado son pacientes y compañeros. ¿Que sea así hace que el diagnóstico del ganador sea más certero?

-Me encanta la pregunta. Si he de responder que si es más certero porque sea el paciente el que opine respondo en afirmativo. Cuando un paciente plasma el grado de satisfacción, su resultado y al trato recibido es porque es cierto que así se ha sentido como paciente enfermo y esa opinión es primordial para un médico. No debemos quedarnos en solo tratar y curar al paciente, el trabajo es muy largo desde que se le conoce en consulta.

-Este es el segundo año en el que el premio incrementa la presencia femenina, esta edición tiene un 36% de ganadoras. ¿Cree que la medicina sigue siendo un mundo masculino?

-Cada vez son más las estudiantes de medicina, al menos así lo viví en mi facultad, y es de esperar por tanto que la presencia femenina se incremente cada vez más. Practicando de forma perfecta la profesión, la medicina tiene cabida por igual para hombres y mujeres, siempre que se ejerza desde el amor y la vocación profunda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios