EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Paro y afiliación Andalucía recupera 30.000 empleos y saca a 77.000 personas de los ERTE

  • Pese al buen mes de mayo, la región sigue liderando la destrucción de puestos de trabajo en España en un año

  • El número de parados baja en más de 9.000 gracias sobre todo al rebote de la construcción

Obras del metro de Málaga Obras del metro de Málaga

Obras del metro de Málaga / Javier Albiñana

Andalucía se ha tomado un respiro en el mes de mayo y ha registrado buenos datos en paro y afiliación a la Seguridad Social, los mejores de España. Aun así, no hay demasiados motivos para el optimismo: los dos meses anteriores, marzo y abril, fueron tan duros que la región sigue estando entre las que peor se comporta en el plazo de un año. En términos absolutos sus datos son los más negativos y en porcentaje sólo Baleares y Canarias pierden más empleo en términos de afiliación, y el paro sube algo por encima de la media española.

En cualquier caso, mayo ha supuesto un alivio, después de que el desempleo haya bajado en 9.210 personas, hasta 969.087, y la afiliación se haya elevado en 30.406, una cifra muy similar a la de los tres años anteriores, hasta 2.991.865 cotizantes.

Por provincias, se notan los diferentes ritmos de desescalada: Cádiz y Sevilla son las más dinámicas mientras que Granada y Málaga, aun con cifras positivas, van por detrás. La única provincia que eleva el paro y baja la afiliación es Almería, pero más por que su larga campaña agraria toca a su fin que por motivos intrínsecos a la crisis.

Ahora hay 207.974 parados más que hace doce meses y 193.848 afiliados menos

Evidentemente, la causa principal de este repunte es el retorno gradual de la actividad, algo que se ha notado especialmente en el sector de la construcción, con 10.998 parados menos (más que el total andaluz) y en menor medida en industria y servicios. La agricultura y el colectivo sin empleo anterior registran alzas.

Reducción de los afectados por ERTE a 400.000

Aunque no se refleje en la estadística de evolución de paro y la afiliación –ya que están en una especie de limbo– es una buena noticia también que haya descendido el número de afectados por ERTE en 77.392, el reflejo más claro de la desescalada en lo laboral. Aún así, aún hay en la región 400.000 afectados, número exacto y redondo, a fecha de 31 de mayo. Y se observa un fenómeno nuevo: mientras los inmersos en un ERTE por causa de fuerza mayor (fundamentalmente comercio y hostelería) bajan, los que están en uno por causas productivas y organizativas suben, de 31.298 a 35.357 en la comunidad, lo que indica que a esta fórmula se han incorporado empresas en mayo a las que ha acabado afectando el Covid más tardíamente.

El número de personas inmersas en un ERTE sigue siendo alto: exactamente 400.000

La realidad que, pese a este alivio, los datos respecto a un año antes son desoladores: 207.974 desempleados más respecto a mayo de 2019 y 193.848 empleos destruidos. Desde el 12 de marzo la afiliación diaria ha caído en 170.850 personas, concentradas en los primeros 15 días de marzo, cuando el número de cotizantes se redujo en 209.288.

Datos a nivel nacional

A nivel nacional, el empleo ha empezado a recuperarse en mayo con 187.814 afiliados más a cierre de mes y 387.815 trabajadores que han vuelto a la actividad tras un ERTE, mientras que el paro ha seguido subiendo, 26.573 desempleados más, aunque de forma más moderada que en los meses anteriores.

El impacto de la pandemia del Covid-19 ha seguido en mayo marcando el mercado laboral español, aunque con un cambio de tendencia, que refleja el inicio de la desescalada, frente a marzo, cuando se perdieron 833.979 empleos, y abril, con 49.074 afiliados menos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios