Nueva infraestructura

Ábalos anuncia que el Corredor Mediterráneo estará listo en 2021

  • Los plazos iniciales para unir Algeciras con Francia apuntaban a 2025, pero el ministro asegura que el proyecto está en "su recta final" ante cerca de 1.500 empresarios españoles.

Momento del acto de reivindicación del Corredor Mediterráneo celebrado ayer en Barcelona. Momento del acto de reivindicación del Corredor Mediterráneo celebrado ayer en Barcelona.

Momento del acto de reivindicación del Corredor Mediterráneo celebrado ayer en Barcelona. / M. G.

Comentarios 1

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, anunció ayer que el Corredor Mediterráneo se encuentra en su "recta final" y confía en que en 2021 estará ya en servicio y con las obras prácticamente finalizadas entre Algeciras y Francia. Ábalos participó ayer en Barcelona en un gran acto empresarial de reivindicación del Corredor, al que asistieron los presidentes de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, y Murcia, Fernando López Miras. El presidente catalán, Quim Torra, declinó acudir, por lo que el conseller de Territorio, Damià Calvet, representó a la Generalitat.

Ante unos 1.400 empresarios y profesionales de toda España, el ministro aseguró que se está llevando a cabo un importante impulso técnico para acabar la obra después de que el aspecto financiero ya está cubierto, y añadió que "ahora es cuando se ve la luz" del proyecto.

En principio, los plazos con los que se trabajaba para el Corredor Mediterráneo apuntaban a que la conexión entre Almería y la frontera francesa estaría lista en 2023 y la que unirá Algeciras con Francia, en 2025.

Ábalos recordó que esta importante infraestructura ha estado bastante tiempo sin dotación económica ya que se han vivido años muy difíciles y se ha "resentido" la obra pública, y ha defendido el "fuerte impulso" que el actual Gobierno ha dado al Corredor frente a quienes auguraban, ha dicho, que se iba a ralentizar la obra.

El ministro destacó que el Corredor es un proyecto europeo que no puede acabar en la frontera con Francia, por lo que aseguró que el Ejecutivo trabaja con el Gobierno francés para que esta infraestructura sea una realidad y apostó por que conecte con otros corredores en España.

Ábalos defendió que se trata de una obra de "dimensión nacional" de la que se beneficia el conjunto de España, ya que infraestructuras como ésta son las que cohesionan socialmente los territorios. Para el ministro, estamos ante una realidad muy "próxima", hay que ser "optimista" y ahora que se ve el final hay que plantearse, a su juicio, cómo sacar "rendimiento" a una infraestructura que supone un gran esfuerzo.Con el Corredor Mediterráneo cambia la fisonomía de España, según Ábalos, que aseguró que "frente a una España radial hacemos una España más interconectada e integrada".

El responsable de Fomento afirma que el aspecto financiero del proyecto está cubierto

Los empresarios y profesionales reunidos, especialmente del arco mediterráneo, reivindicaron la ejecución del Corredor Mediterráneo en un acto organizado por la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE) para apoyar una infraestructura clave para la competitividad, la cohesión y la movilidad del país.

Además de Ábalos, en el acto tomaron la palabra el presidente del Círculo de Economía de Cataluña, Juan José Brugera; la consejera delegada del Grupo Fuste, Inés Fuste; el presidente de AVE, Vicente Boluda; el presidente de la CEOE, Juan Rosell; el presidente de la Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet, y la directora general de la European Retail Round, Suzanne Czech.

Boluda destacó el esfuerzo realizado en los dos últimos años para impulsar el Corredor desde la sociedad civil y empresarial. Mientras que Brugera subrayó que este movimiento ha conseguido incluso "superar la inestabilidad política" y servirá "para unir en tiempos en los que hablamos demasiado de lo que nos separa".

Bonet puso énfasis en que el Corredor ayudará a la internacionalización del tejido empresarial y contribuirá a luchar contra el cambio climático por la reducción del dióxido de carbono (CO2) que supondrá el descenso del transporte por carretera.

Rosell aseguró que esta infraestructura es "clave" también desde el punto de vista social y para favorecer la movilidad de las personas.

Antes de empezar el acto, el presidente de Murcia criticó que el Corredor todavía no tenga conexión en Cartagena, mientras que Puig insto a la Unión Europea a ser más activa ante la Comisión Europea y los países miembros para conseguir que el Corredor conecte con Francia.

También asistieron al acto el presidente de Caixabank, Jordi Gual; el presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu; el presidente de Mercadona, Juan Roig; el presidente de Foment del Treball, Joaquim Gay de Montellà; el empresario y ex político Josep Sánchez Llibre o el director general de Telefónica en Cataluña, Kim Faura.

Desde que en noviembre de 2016 la Asociación Valenciana de Empresarios impulsara el proyecto www.elcorredormediterraneo.com, se han desarrollado actuaciones en diferentes ciudades españolas que culminaron ayer en Barcelona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios