Fútbol | Tercera RFEF

El Pozoblanco deja escapar una gran oportunidad en Utrera (3-2)

  • Un triplete de Rubén Cruz, culminado en el minuto 84, deja a los vallesanos sin un punto merecido

El once inicial del Pozoblanco ante el Utrera.

El once inicial del Pozoblanco ante el Utrera.

El Pozoblanco dejó escapar una gran oportunidad de puntuar en el campo del Utrera, en un partido que empezó mal para los vallesanos pero que se puso de cara cuando a la hora de juego el cuadro sevillano se quedó con uno menos y el marcador reflejaba un 2-2. Sin embargo, Rubén Cruz culminó su particular triplete en el tramo final y dejó a los blanquillos sin un punto que habrían merecido.

El choque empezó cuesta arriba para los de Antonio Jesús Cobos, que se vieron por detrás en el marcador en la primera jugada del encuentro, al transformar Rubén Cruz la primera ocasión que tuvo su equipo. Ese gol no desanimó al Pozoblanco, que pocos minutos después gozó de su primera ocasión con un disparo de Valentín que despejó con apuros Ayala.

La insistencia de los vallesanos encontró su recompensa a los diez minutos, con el tanto de Jaime Almagro que devolvía las tablas al marcador. El Pozoblanco mantuvo el pulso al Utrera y siguió acumulando ocasiones en ataque. En el minuto 23, Tommy Montenegro vio como le anulaban un gol por fuera de juego. Unos minutos después, el delantero trazó una gran jugada personal que puso en ventaja a los suyos. Ese golpe hizo daño al Utrera y el propio Montenegro tuvo una buena ocasión para ampliar rentas antes del descanso, con un remate en el área que se le marchó alto.

La segunda parte tuvo un guion muy similar a la primera, pues el Utrera tardó poco en marcar e igualar el partido. Fue de nuevo Rubén Cruz, al cabecear un saque de esquina en el área de Sillero. El Pozoblanco trató de reponerse y antes de la hora de juego Jaime Almagro probó fortuna con un cabezazo que se le marchó alto. Antes de la hora de juego, el duelo cambió por completo al quedarse el Utrera con un jugador menos por la expulsión de Kiki.

El Pozoblanco dio entonces un paso adelante ante un cuadro sevillano más replegado. Diego Gámiz y Jaime Almagro buscaron el tanto para los vallesanos pero no encontraron portería. El choque estaba en manos del equipo pozoalbense. Antonio Jesús Cobos buscó con los cambios dar frescura a su ataque, pero ya en el tramo final, cuando menos se esperaba, Rubén Cruz redondeó su tarde perfecta con el tercer gol en su cuenta, que dio al Utrera tres puntos que ya no esperaba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios