Fútbol Sala | Primera División

Una semana menos y la misma renta para el Córdoba Patrimonio de la Humanidad

  • Los blanquiverdes mantienen cinco puntos respecto al descenso y ya piensan en el Valdepeñas

  • "Tenemos que aferrarnos a esa salvación que pasa por casa", asegura el pívot Cristian Cárdenas

Zequi intenta superar a Ortiz durante el duelo ante Inter Movistar. Zequi intenta superar a Ortiz durante el duelo ante Inter Movistar.

Zequi intenta superar a Ortiz durante el duelo ante Inter Movistar. / El Día

El Córdoba Patrimonio de la Humanidad sigue manteniendo una semana más los cinco puntos de renta respecto a los puestos de descenso. Los blanquiverdes, pese a caer con claridad en la pista del Inter Movistar, se vieron beneficiados por las derrotas del Burela y el Ribera Navarra, que ocupan las dos últimas plazas en la Primera División del fútbol sala español.

Tras 18 jornadas, el conjunto que entrena Macario sigue en buena predisposición para lograr la permanencia y así lo entiende Cristian Cárdenas, quien tras el duelo en Torrejón de Ardoz apuntó que tienen que aferrarse "a esa salvación que pasa por casa".

En Vista Alegre jugará el próximo domingo (13:00) ante el Valdepeñas, un tercer clasificado que llega muy en forma, pero que no es ni mucho menos imbatible. "Viene Valdepeñas y es un partido que tenemos que preparar bien. En casa no se nos deben escapar puntos, de hecho solo hemos perdido contra los grandes, y debe seguir siendo así", apuntó el pívot cordobesista.

Cárdenas defendió tras el duelo ante el Inter Movistar que fue "un partido en el que el equipo compitió bastante bien" a pesar de que "sabíamos lo difícil que era venir aquí a sacar un resultado positivo y creo que a pesar del resultado abultado el equipo se ha mantenido bastante bien".

Cristian, que por primera vez vio puerta con el Córdoba Patrimonio de la Humanidad, reconoció que era "una alegría en lo personal, pero con sensación agridulce porque esto es un equipo. Los goles sirven para reforzar la confianza y para seguir teniendo ganas de trabajar y aportar al equipo, pero la sensación de haber perdido no te deja estar contento".

El pívot ilicitano, que poco a poco empieza a acumular minutos de juego, apuntó que se considera "un trabajador" y reconoció que "no estaba teniendo los minutos que yo quería, pero esto es deporte y estas cosas suceden. Hay que seguir trabajando y confiando porque si no soy yo, es otro compañero. Hay mucha competencia y todos tendremos oportunidades de participar".

Unos minutos que en su posición, la de pívot nato, estarán más caros cuando esté disponible el recién incorporado Shimizu, un jugador del que Cristian reconoció su valía. El ilicitano no teme a la competencia y quiere aprovechar su momento para seguir aportando a un equipo que, de momento, sigue con un colchón considerable para mantener el optimismo respecto a la salvación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios