Resultado partido Córdoba Futsal - Palma Futsal Otra demostración de grandeza (2-2)

  • El Córdoba Futsal prolonga su buena racha con un valioso empate ante otro gran aspirante al título

  • Los blanquiverdes, que arrancaron de dulce, supieron sobreponerse a la reacción balear para igualar

Shimizu protege el balón ante la marca de Nunes. Shimizu protege el balón ante la marca de Nunes.

Shimizu protege el balón ante la marca de Nunes. / Lolo Agredano

Otra demostración de grandeza. El Córdoba Futsal sumó un valioso punto ante el Palma Futsal (2-2), otro de los grandes aspirantes al título en la Primera División que a su paso por Vista Alegre demostró el porqué se mantiene invicto, pero que no pudo con el espíritu indomable de un conjunto blanquiverde que acumula cuatro partidos sin perder. En un duelo de alternancias, que los cordobesistas arrancaron mejor, el empate final hace justicia a los visto sobre el parqué de Vista Alegre.

El partido no pudo comenzar mejor para el conjunto blanquiverde. Exprimiendo el juego de cinco con la salida del arco de Prieto, los locales golpearon en su primera llegada: el meta madrileño disparó desde el círculo del medio campo y Pablo del Moral empujó el rechazo manso de Carlos Barrón. Lejos de relajarse, la gran puesta en escena cordobesista estuvo a punto de dar más réditos, pues una rápida transición entre Zequi y Saura la culminó el pívot con un tiro en el mano a mano que el portero cordobés desvió a córner.

Con un punto más de intensidad, con y sin balón, el Córdoba Patrimonio de la Humanidad rozaba la perfección en el arranque, alternando la amenaza exterior con los disparos de Jesulito y el juego con el pívot. Eso llevó al Palma a adelantar su primera rotación completa, lo que le permitió equilibrar el juego y gozar de sus primeras ocasiones, aunque sin llegar a dar trabajo a Prieto. Pero para susto el que se llevó de nuevo Barrón tras una contra de Koseky que Raúl Campos desvió a un palmo de su portería cuando Shimizu esperaba ya con el gatillo preparado para fusilar.

Aunque el resultado final no fuera el deseado, el japonés agradeció el gesto y poco después, tras bajar un saque en largo de Prieto, dejó al prieguense en el mano a mano con el meta de los baleares, aunque su tiro, forzado, de zurda se fue un pelo. Vilela, con un reverso pegado al perfil derecho que Joao no llegó a rematar en el segundo palo, y Marlon, con un remate a la media vuelta que atajó bien Prieto firmaron los primeros avisos serios del equipo de Antonio Vadillo, incómodo ante el buen hacer local, sobre todo en defensa.

Pero la calidad del Palma es indudable, y la primera vez que conectaron para mirar portería con ventaja casi sorprenden a Prieto, que repelió como pudo el disparo a la carrera de Allan tras el buen servicio al espacio de Claudino. Marlon, tras una jugada de pizarra desde la esquina, y Nunes volvieron a intentarlo en una fase del primer periodo en el que al equipo de Josan González empezaba a costarle algo más estirarse. Oliendo la sangre, Vadillo tiró de nuevo de Vilela, pívot fuerte y zurdo, para meter una marcha más, aunque los intentos continuos del brasileño se perdieron sin hallar la puerta local.

Los jugadores cordobesistas celebran el primer gol del partido. Los jugadores cordobesistas celebran el primer gol del partido.

Los jugadores cordobesistas celebran el primer gol del partido. / Lolo Agredano

La respuesta de Josan fue dar la orden de volver a buscar a Shimizu y Saura, todo un incordio para la zaga balear, que a falta de siete minutos ya se vio con tres faltas, por las cero de un rival que no necesitó de las infracciones para dar una master class de cómo defender. Y eso llevó al partido a una fase de locura a falta de cinco minutos, con intento de Rafa López abortado por Saura y dos contras, con el murciano y Zequi de protagonistas, a las que les faltó la definición, nublada por la aparición del cansancio, sobre todo en el pívot.

Y cuando se perdona, más ante un rival como el insular, se suele terminar pagando. Vilela sacó una falta, con amarilla, a Jesús Rodríguez en el cuerpeo y luego acaparó la atención en su lanzamiento para ceder a Raúl Campos, que anotó con un derechazo de primeras sorprendiendo a un Prieto fuera de meta. El empate asentó aún más sobre la pista al Palma Futsal, que empezó a encontrar algún hueco más para sortear la presión alta de un Córdoba Futsal algo más impreciso, fruto de la falta de aire, lo que no le impidió alcanzar el descanso sin conceder ni una llegada más y amenazando con la última, sin consecuencias.

El partido había empezado a cambiar con la igualada y terminó de hacerlo nada más reanudarse. El cuadro mallorquín confirmó la remontada en su primera llegada, con una jugada de pizarra en un córner que botó Nunes y Vilela llevó a la red burlando la marca de Cordero. Otra vez la estrategia echaba por tierra el trabajo del Córdoba Patrimonio, que se veía obligado a dar un paso al frente y recuperar las sensaciones del primer cuarto de la batalla. Necesitaba para ello un punto de inflexión.

Pero antes de que éste pudiera llegar, Prieto se erigió en salvador. Primero al detener un chutazo abajo de Raúl Campos tras una contra en superioridad visitante, y luego tapando todo el hueco en un mano a mano con Allan tras un nuevo desajuste defensivo. Barrón, con dos acciones fuera del área para abortar los intentos de peligro, dio la respuesta en los insulares, más asentados, con una línea de presión casi en el área rival, crecidos en su juego con el sostén del marcador. Y que salieron airosos, por poco, de un latigazo de Boyos que Koseky no supo conectar en el segundo palo.

El que estaba ahora más cómodo sobre la pista de Vista Alegre era el Palma, que trató de echarle otra bolsa de hielo para enfriar los intentos de efervescencia cordobesistas. Pero su propósito quedó en nada cuando de nuevo Prieto avanzó a campo enemigo y disparó para que, en una acción calcada a la del primer tanto, el mal despeje de Barrón lo mandara a la red sin oposición Saura. Las tornas cambiaron entonces otra vez y Shimizu a punto estuvo de repetir su golazo ante el Barça tras otra conexión aérea con su portero.

Saura protege el balón ante la marca de Rafa López junto a Pablo del Moral y Vilela, y la mirada de Barrón. Saura protege el balón ante la marca de Rafa López junto a Pablo del Moral y Vilela, y la mirada de Barrón.

Saura protege el balón ante la marca de Rafa López junto a Pablo del Moral y Vilela, y la mirada de Barrón. / Lolo Agredano

A diez minutos para la conclusión todo estaba por decidir y el equilibrio era máximo. El Córdoba Patrimonio subió la presión para jugar lo más lejos posible de su área y su oponente dejó de estar plácido, sobre todo porque la marca de Cordero neutralizó a Vilela, aunque no pudo impedir que una maniobra del brasileño casi la empujara a red Allan, que hizo lo más difícil: disparar fuera con todo a favor a un metro del arco. Un susto que tuvo continuidad con una pérdida de Koseky y el regalo de un falta que la defensa dejó en nada.

Una contra lanzada de nuevo por Prieto que no pudo remachar Jesulito y un derechazo mordido de Shimizu, en guerra permanente con su par, que con dificultad atajó Barrón abrieron las últimas hostilidades de un partidazo que murió con ambos equipos apurando sus opciones con los pívots, pero sin encontrar resquicio alguno ante la excelente labor defensiva de dos conjuntos que alargan su particular buena racha y continúan creciendo en la temporada.

Ficha técnica

2 - Córdoba Futsal: Prieto; Pablo del Moral, Zequi, Jesulito y Saura -cinco inicial-, Ricardo Mayor, Jesús Rodríguez, Koseky, Shimizu, Cordero, Boyos, Manu Leal y Joaqui.

2 - Palma Futsal: Carlos Barrón; Lolo Urbano, Tomaz, Hamza y Nunes -cinco inicial-, Rafa López, Joao, Raúl Campos, Vilela, Claudino, Marlon y Allan.

Goles: 1-0 (1') Pablo del Moral. 1-1 (16') Raúl Campos. 1-2 (21') Vilela. 2-2 (29') Saura.

Árbitros: Cidoncha Cortés y Salomé Vizuete (extremeños). Amonestaron a los locales Jesús Rodríguez y Jesulito, y a los visitantes Nunes y Lolo Urbano.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 6 del campeonato en Primera División de la Liga Nacional de Fútbol Sala disputado en Vista Alegre ante 400 espectadores, el máximo permitido por las autoridades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios