Fútbol Sala | Primera División

La guerra entre la LNFS y la RFEF, un lastre económico para el Córdoba Futsal

  • La Federación ha incrementado las multas a los clubes que lucen el logo de la Liga hasta los 2.000 euros

  • El conjunto cordobés y otros 11 equipos se reúnen para analizar qué medidas legales pueden tomar

José García Román, presidente del Córdoba Futsal, en el palco de Vista Alegre. José García Román, presidente del Córdoba Futsal, en el palco de Vista Alegre.

José García Román, presidente del Córdoba Futsal, en el palco de Vista Alegre. / Juan Ayala

La guerra que desde hace meses mantienen la Real Federación Española de Fútbol y la Liga Nacional de Fútbol Sala se está convirtiendo en un serio lastre económico para mucho de los clubes de Primera y Segunda División, entre ellos el Córdoba Patrimonio de la Humanidad. La Federación está imponiendo multas a los equipos que lucen el logo de la LNFS en sus camisetas desde el comienzo de la temporada y las últimas sanciones alcanzan ya cifras escandalosas de hasta 2.000 euros por partido, lo que supone un nuevo golpe a la tesorería de unos clubes que están sufriendo ya de por sí para cubrir sus presupuestos en medio de la pandemia.

Es un ejemplo más de esa guerra de intereses entre los dos entes que está dejando en medio al deporte y a los clubes, cada vez más perjudicados por el conflicto. La RFEF y la LNFS se disputan desde hace un par de temporadas el control de las principales competiciones nacionales y sus derechos televisivos. En este sentido, la Federación tomó plenos poderes en la organización de la competición, pero no así de los derechos de televisión, que ya estaban comprometidos a medio plazo.

Ese conflicto de intereses ha convertido la temporada actual en un sainete, pues no han sido pocas las ocasiones en que partidos que inicialmente iban a verse por televisión han terminado por no ser retransmitidos ante la negativa de los clubes a dejar acceder a las cámaras de los operadores impulsados por la RFEF.

En medio de esa guerra sin cuartel que en nada beneficia al fútbol sala español, la Federación adoptó desde el arranque de la temporada una postura radical respecto a la inclusión de los logos de la Liga Nacional de Fútbol Sala en las indumentarias de los clubes afines a la organización, que son hasta 12 en Primera División, entre ellos el Córdoba Futsal.

Lo que comenzaron siendo sanciones económicas de unos 100 euros han ido aumentando de manera progresiva semana a semana hasta alcanzar la escandalosa cifra de 2.000 euros para los equipos sancionados en Primera División y 1.000 euros para los de Segunda. Unas cantidades que están constituyendo un verdadero problema para la mayoría de los clubes. En el caso del Córdoba Futsal, es un golpe más a una economía complicada en esta temporada en la que la entidad ha perdido un tercio de sus ingresos, al no poder contar con los habituales beneficios de la taquilla.

En ese difícil contexto, los clubes afectados mantuvieron esta semana una reunión telemática en la que acordaron retirar de manera momentánea los logos de la LNFS de sus camisetas, para frenar lo que consideran una merma en la "libertad de los clubes a lucir las marcas que consideren en uno de sus mayores activos, como es su camiseta de juego". Estos clubes, igualmente, insistirán en presentar las acciones judiciales correspondientes, ante lo que consideran un "abuso de poder" por parte de la RFEF.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios