Deportes

Los favoritos pasan sin traumas a los cuartos

  • Italia y Brasil, con goleada, y Argentina certifican su avance

Brasil, Argentina e Italia, tres pretendientes al oro, avanzaron a cuartos de final del torneo masculino de fútbol de Pekín, con victorias con distintos matices.

Con la magia de Ronaldinho y Alexandre Pato, Brasil goleó sin compasión 5-0 a Nueva Zelanda, en duelo del grupo C, que se completó con la victoria 2-0 de Bélgica ante China, que quedó en la cuerda floja.

En Shanghai y en el grupo A, Argentina tuvo que sudar más de la cuenta para vencer 1-0 a Australia, con gol de Lavezzi, mientras que Italia otra vez goleó 3-0, ahora a Corea del Sur, con tantos de Rossi, Rocchi y Montolivo.

En el show de samba regalado a los casi 45.000 espectadores que llegaron al estadio de Shenyang, Brasil le metió cinco a Nueva Zelanda. Anderson, Alexandre Pato (2), Ronaldinho y Sobis marcaron.

"Estoy feliz por haber anotado dos goles. Mi padre que está en el cielo debe estar feliz de haberlo visto desde arriba", afirmó el nuevo delantero del Milan. "Al final pudimos ver su sonrisa. Todos saben que no había jugado oficialmente hacía cuatro meses, pero un jugador talentoso como él ha reencontrado su forma", afirmó Dunga sobre el capitán de la canarinha, que da argumentos para soñar con el oro, único título que le falta a Brasil.

Brasil lidera su llave con 6 puntos, seguido por Bélgica, al que había vencido 1-0 en su estreno, con 3 unidades. Chinos y neocelandeses cierran con uno. "Ahora Brasil puede sentir el oro y la belleza del fútbol", comentó Sobis.

Por su parte, el Dream Team argentino se clasificó a cuartos tras imponerse a los australianos por 1-0, aunque por momentos hizo más dormir que soñar. El único gol del encuentro lo anotó el delantero del Nápoles italiano, Lavezzi. Con esta victoria, Argentina suma 6 puntos, fruto de su triunfo en el debut por 2-1 ante Costa de Marfil, que goleó 4-2 a Serbia y sigue con opciones.

La jornada quedará en la historia para los albicelestes, que igualaron el récord de ocho victorias consecutivas de Uruguay (1928) y Hungría (1960).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios