Balonmano | Liga Asobal

Un estratosférico Ángel Ximénez tumba al Bidasoa (26-23) con Ahmetasevic como héroe

  • Los pontanenses se imponen al segundo clasificado en un partido completo de principio a fin

Joao da Silva y Marcio da Silva defienden a Iker Serrano, del Bidasoa Irún. Joao da Silva y Marcio da Silva defienden a Iker Serrano, del Bidasoa Irún.

Joao da Silva y Marcio da Silva defienden a Iker Serrano, del Bidasoa Irún. / Fany Hernández

Tarde noche mágica en el Pabellón Miguel Salas, donde el Ángel Ximénez cosechó una victoria de muchísimo mérito ante el potente Bidasoa Irún, en un fantástico partido de los hombres de Paco Bustos que, desde una espectacular defensa y con un brillantísimo Adi Ahmetasevic en portería, supieron desactivar a un desdibujado equipo vasco, más espeso e impreciso en ataque que de costumbre, precisamente por el buen hacer defensivo de los locales.

Los primeros minutos ya marcaron la pauta de lo que iba a ser el encuentro, con un conjunto pontanés que supo rehacerse ante las dos rigurosas exclusiones de Anderson Mollino y David Estepa con buenos argumentos ofensivos para superar la defensa 5:1 dispuesta por Jacobo Cuétara con Kauldi Odriozola de avanzado. La igualdad y el intercambio de goles eran la tónica dominante, pero un par de goles de los laterales locales y un contraataque culminado por Marcio da Silva pusieron un 7-4 que obligó al técnico visitante a parar el partido.

Anderson estiró la renta, pero dos tantos de Sergio de la Salud volvieron a meter al Bidasoa en el partido, aunque eso sí, a remolque de un Ángel Ximénez contundente atrás que no dudaba en encontrar buenas situaciones de lanzamiento para superar a Ledo. Pese a todo, el conjunto guipuzcoano no se arredró y trató de recortar las diferencias gracias a los tantos de Crowley, si bien sus intentos de equilibrar la contienda se estrellaban ante las fenomenales intervenciones de un Ahmetasevic que crecía en portería. Con errores, un ritmo quizás bastante alocado y muchas pérdidas, los dos equipos entraron en un tramo final de primer acto, donde los de Puente Genil mantuvieron su ventaja para llegar 13-11 de camino a vestuarios.

Tras el intermedio se esperaba un Bidasoa más certero y efectivo, pero enfrente encontró a un Ángel Ximénez que mostró sus credenciales para ir en serio. Dos goles de Javi García, uno de ellos desde los siete metros y otros de Túa a puerta vacía con el equipo de Irún en inferioridad pusieron un esperanzador 16-11 que invitaba al optimismo.

Pero quedaba un mundo, Cuétara paró de nuevo el partido y los vascos echaron mano de su calidad apretar atrás, robar un par de balones y firmar un parcial de 0-4 que estrechaba el electrónico (16-15). Era el momento de no perder la calma, y ahí, en esa tesitura, el Ángel Ximénez tiró de oficio, no se puso nervioso y merced a ataques largos, pacientes y elaborados consiguió mantener su ventaja estabilizada entre uno y dos goles.

El paso de los minutos daba confianza a los pontanenses, que veían como su trabajo estaba dando sus frutos, manteniendo el tono defensivo y encomendándose a las paradas del meta bosnio para seguir soñando. Ni el fuerte golpe sufrido por Javi García, que le mantuvo tres ataques fuera de la pista, ni la exclusión de Anderson pudieron con el equipo, que ganó la inferioridad a su adversario gracias a un par de recuperaciones de Tua para entrar en el tramo final repleto de confianza ganando 22-20.

Era el momento clave, Paco Bustos lo entendió así, y pidió tiempo muerto para alentar a los suyos guiándolos a una victoria que era posible. Kauldi puso al Bidasoa a uno (22-21), pero la exclusión de Silva en un siete metros sobre Manu Díaz dio alas al Ximénez, que volvió a despegarse en el marcador con goles de Javi García y Joao da Silva. Con 24-21 a falta de cuatro minutos estaba medio hecho, pero faltaba la guinda del pastel y ahí apareció de nuevo Ahmetasevic con dos fenomenales intervenciones para culminar su partido perfecto y dejar en nada los dos últimos tantos del cuadro de Irún.

Al final 26-23, enorme alegría para la plantilla por ganarle a uno de los grandes de la liga y refuerzo absoluto al trabajo de un Paco Bustos que ve como sus pupilos, con 15 puntos a falta de tres partidos para acabar la primera vuelta, avanzan en el camino correcto para lograr la permanencia mucho antes de lo que se esperaba.

Ficha técnica

26 - Ángel Ximénez: Ahmetasevic; Cuenca (1), Castro (4), Javi García (4), Tua (1), Anderson (5) y Estepa (4) –siete inicial– Marcio da Silva (2), Joao da Silva (2), Melgar, Mitic (1), Manu Díaz (1), Poveda (1), Pineda, Muñoz y De Hita.

23 - Bidasoa Irún: Ledo; Zabala (1), Kauldi (6), Aguinagalde (3), Tesoriere, Da Silva y Bartok (2) –siete inicial– Cavero, Crowley (3), Serrano (1), Salinas (2), De la Salud (4), Azkue (1), Nieto, Bonanno y Sierra.

Árbitros: Macías de Paz y Ruiz Vergara (andaluces). Excluyeron por los locales a Marcio da Silva, Anderson (2) y Estepa; y por los visitantes a Salinas, De la Salud, Tesoriere, Da Silva y Bonanno.

Parciales: 2-2; 5-4, 9-7; 10-8; 12-10; 13-11 (descanso) 16-11; 18-16; 20-18; 22-20; 24-21 y 26-23.

Incidencias: Partido correspondiente a la decimoquinta jornada de la Liga Asobal disputado a puerta cerrada en el pabellón Alcalde Miguel Salas de Puente Genil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios