EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Córdoba CF

La definitiva historia sobre la bufanda de Pepe Reina

  • José Fabra Garrido, uno de los cinco cordobeses que ejerció de voluntario durante la pasada Eurocopa, fue quien entregó la prenda al meta del Liverpool

La ya célebre bufanda del Córdoba CF que acompañó a Pepe Reina en la celebración del título de campeones de Europa conquistado por la selección española el pasado domingo tuvo otro dueño: José Fabra Garrido -'Ponme el segundo apellido, que si no mi madre se enfada', nos pide-, un cordobés de 25 años, licenciado en empresariales que fue uno de los muchos voluntarios que colaboraron en el desarrollo de la pasada Eurocopa. La historia de cómo llegó la prenda a manos de Reina es un relato que suma casualidad, don de la oportunidad y un punto de audacia, lo que ha hecho posible que la bufanda blanquiverde de José Fabra, la misma con la que celebró el ascenso del Córdoba CF a Segunda División sobre el césped de El Alcoraz de Huesca, esté ahora en manos de un campeón de Europa. Vivir para ver.

“Mi familia es la propietaria del hotel Colón -cuenta José, aún incrédulo de la repercusión que ha tenido su gesto- y a través de la familia de Miguel Reina, que son amigos, intentamos conseguir unas entradas para la final. Nosotros (los cuatro amigos de José y él) estábamos en Salzburgo, pero decidimos ir a Viena a probar, a ver si encontrábamos entradas... Y si no a ver la final donde fuera. La cosa es que Miguel (Reina) se volcó, y a través de los padres de Carlos Marchena nos consiguió las entradas”. Hasta ahí, la historia de cómo entraron en el Ernst Happel vienés ¿Y cómo llegó la bufanda a manos de Reina? “En el minuto 80 del partido yo ya veía la final ganada. Mi amigo Manolo, que me acompañó al partido no lo tenía tan claro, y prefirió quedarse donde estábamos, en la fila 8. Yo me decidií y bajé hasta el borde del estadio, que quedaba lejos del campo, ya que el tartán estaba por medio. Cuando acabó el partido los jugadores hicieron una piña en el campo, y poco a poco empezaron a irse hacia las gradas. Cuando vi que se acercó Reina empecé a llamarle: '¡Pepe, Pepe!', y cuando me miró le enseñé la bufanda, le señalé el escudo y él se acercó y me la cogió”. Y para demostrar que no todo fue un sueño, José grabó el momento en vídeo, un documento que ya circula en Youtube y en el el blog de su tío, Numeroquince -”Me ha dicho que ha batido su record de visitas”, precisa-, y que ha llevado su bufanda a todas las portadas de Europa, e incluso a los informativos ingeeses. “Otros voluntarios que andan por aquí, que son de Liverpool, me han dicho que vieron a Reina con mi bufanda en Sky News, y que en los medios de Liverpool también se han hecho eco del asunto”, añade con sorpresa.

“La verdad es que no sé si volveré a ver la bufanda... Con todo lo que se ha liado”, dice con un punto de pena. No en vano es la prenda que ya llevó en aquel 24-J en el que el Córdoba retornó a Segunda, e incluso este año, en Albacete, en el triunfo del Córdoba por 0-1. Por lo visto, esa bufanda traía consigo la suerte. Ojalá que ya no le falte al cordobés -tal vez no de nacimiento, aunque sí de voluntad- Pepe Reina. Ni a José Fabra Garrido. Ni, ya puestos, a un Córdoba CF que ya llegó a la cumbre de Europa. Aunque sólo sea a través de sus colores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios