EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Fútbol Sala | Primera División

El Córdoba Patrimonio de la Humanidad pierde de una tacada a Cristian Ramos y Nono

  • El portero titular se pierde lo que resta de curso al sufrir la rotura completa del ligamento cruzado

  • El meta luqueño estará un mes fuera por la fractura del segundo metacarpiano de su mano derecha

Cristian Ramos detiene un balón a ras de suelo en la visita del Inter Movistar a Vista Alegre. Cristian Ramos detiene un balón a ras de suelo en la visita del Inter Movistar a Vista Alegre.

Cristian Ramos detiene un balón a ras de suelo en la visita del Inter Movistar a Vista Alegre. / Juan Ayala

La mala suerte se ha cebado con el Córdoba Patrimonio de la Humanidad, que se queda con Gonzalo como único portero disponible para los próximos partidos. Porque el conjunto blanquiverde ha perdido a los otros dos metas de una tacada: Cristian Ramos para lo que resta de temporada por la rotura completa del ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha, y Nono Castro para el próximo mes por una fractura en el segundo metacarpiano de su mano derecha. Ambos cayeron el miércoles en la derrota ante ElPozo Murcia.

La imagen de Cristian desconsolado sobre la pista del Palacio de los Deportes de la capital murciana ya invitaba a lo peor. Y las pruebas médicas han confirmado este jueves el peor de los pronósticos. El portero, habitual titular para Macario, estará fuera de las pistas no menos de seis meses. En los próximos días será intervenido quirúrgicamente por los doctores Antonio Pineda y Javier Bejarano en el Hospital de San Juan de Dios.

Suplente ante la escuadra charcutera, su presencia en el partido correspondiente a la jornada 20 en Primera División se debió a los problemas que Nono Castro sufrió en su mano derecha, luego agraviados al tener que volver a la pista tras la grave lesión de Cristian. Al final, su dolencia le tendrá al margen del grupo alrededor de un mes, con lo que completa una fase en la que diferentes problemas le han impedido tener una mínima continuidad.

Ante este panorama, Macario se queda con Gonzalo como único portero disponible para los próximos partidos, empezando por el que el domingo medirá al Córdoba Patrimonio con el Barça en el Palau Blaugrana. Una final para evitar caer a los puestos de descenso, que se mantienen a tres puntos a pesar de la serie de siete jornadas sin ganar y siete desplazamientos a cero. Sin duda, una prueba más para la madurez y la entereza de la escuadra cordobesista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios