polideportivo

De costalero a campeón culturista

  • El palmeño Neftalí García dominó la Copa Nacional en categoría máster

Neftalí García posa en el gimnasio con su medalla de oro. Neftalí García posa en el gimnasio con su medalla de oro.

Neftalí García posa en el gimnasio con su medalla de oro. / r. morales

El palmeño Neftalí García se ha proclamado campeón de la Copa Nacional de Culturismo en categoría Máster, dentro de la modalidad men's physique. Una prueba que se disputó en Torre-Pacheco (Murcia) donde 26 participantes optaron al título. "A día de hoy, sinceramente no termino de creérmelo", aseguró García antes de recordar que "esto es un sueño que cualquier competidor tiene a lo largo de su carrera deportiva". Pese enfocar la preparación para esta cita deportiva, sus pretensiones no pasaban por alzarse con la medalla de oro sino más bien quedar entre los seis primeros. "Yo lo que no esperaba que iba a tener el primer puesto", admite con la humildad que le caracteriza.

Para este campeón, el sacrificio ha sido su sendero desde mayo de 2017 cuando inició la preparación para la Copa Nacional. "Los primeros meses son un poquito más llevaderos, son dietas un poquito con más comidas, con más alimentación, más variadas. Pero sí es verdad que ya cuando enfocas las competiciones, desde el 15 de enero hacia acá entro en déficit calórico, restricciones de comida, de agua, y la verdad que se hace bastante duro", relata el deportista. En la fase de volumen, la dieta se basa en hidratos de carbono, pero posteriormente se pasa a definir la musculatura y entonces se mantiene o suben las proteínas. "Lo duro está en la fase de descarga, digamos. Entreno casi sin ganas, me cuesta mucho tirar de los entrenamientos, es normal, a todos los competidores nos ocurre esto", desgrana acerca de algunos momentos de esa extensa puesta a punto. Un entrenamiento que en la fase de definición consta de 40 minutos en ejercicios cardiovasculares por la mañana, otros 30 minutos al mediodía en sala de máquinas y, de nuevo, 30 minutos de cardio por la tarde. Detrás de esta disciplina deportiva se esconde una dieta estricta, algo "bastante duro, no es por quitar merito a ningún deporte. Pienso que el tema del culturismo te toca la comida, te restringe tantísimo la comida que se te hace duro", reconoce. Tanto es así que el culturista pasa de tomar unos siete u ocho litros de agua diaria a un litro antes de la competición y 250 mililitros durante la jornada del campeonato.

Precisamente, aparte del físico voluminoso también es imprescindible no perder los nervios; en men´s physique, "lo que se busca es un cuerpo lineal, una cintura estrecha y lo que se valora es la soltura que tú tengas en el escenario a la hora de posar", resume el culturista. El jurado valora desde el primer momento en que el participante pone el pie en la tarima hasta el peinado que lleve, "tienes que mostrar esa soltura y si vas con nervios pues lógicamente te bloqueas, de hecho ha habido el caso de muchos competidores, muchos compañeros que llevaban un físico bestial, buenísimo y no han sabido lucirlo en el escenario o bien por miedo, o nervios", explica.

Curiosamente, Neftalí se inició en esta práctica a los 16 años por motivos de fe religiosa. "Empecé de costalero sacando a la virgen de la Piedad, y yo era muy chiquitito, era muy canijo. Por eso, no se puede decir que he conseguido todo gracias a la genética que tengo porque yo era muy seco, muy delgado", comenta. Ante esas ganas por sacar la talla mariana y como "no tenía cuerpo para sacar el paso", el entonces adolescente se fijó en un compañero que le sirvió de motivación. "Me apunte, me fui enganchando, fui sumando años hasta que llegué aquí", abrevia todo su recorrido. Aunque siempre estuvo relacionado con el deporte, en concreto a lo largo de los nueve años en kárate -donde posee el cinturón negro-; pero no entró en competiciones de culturismo hasta 2013.

Ahora García quiere desconectar para "liberar la mente" y pensar si este año acude al Campeonato de Andalucía, además de otra cita en Sevilla, o si por el contrario "corto e intento mejorar el físico para salir en 2020", adelanta. Eso sí, en un futuro le gustaría dar el salto a campeonatos internacionales con la intención de "salir fuera de España y luchar por esos triunfos". A sus 37 años, el tiempo y la constancia dirigirán el rumbo de su esfuerzo. Mientras tanto, seguirá con la tónica habitual que requiere algo que para él supone una pasión basada en "mucha dieta, suplementación, descanso, entrenos, constancias y paciencia sobre todo, eso es lo que hay que tener en este deporte, las cosas no vienen rápidas", sintetiza el campeón nacional de culturismo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios