• Los blanquiverdes se quedan sin el merecido premio a un derroche de esfuerzo y juego admirables

  • Saura tuvo el empate con un doble penalti a un minuto del final, pero Juanjo se hizo enorme

Fútbol Sala | Primera División

El Córdoba Futsal cae ante ElPozo Murcia (1-2) y tendrá que sufrir hasta el final

Del Moral se lamenta tras una ocasión fallada por el Córdoba Futsal ante ElPozo Murcia. Del Moral se lamenta tras una ocasión fallada por el Córdoba Futsal ante ElPozo Murcia.

Del Moral se lamenta tras una ocasión fallada por el Córdoba Futsal ante ElPozo Murcia.

Juan Ayala

Escrito por

· Rafael Cano

Redactor

No van a caer. Por más que se hayan complicado la vida. No van a caer. Ya lo verán. El Córdoba Patrimonio de la Humanidad cayó ante ElPozo Murcia pese a su derroche inagotable de físico y fútbol sala. Los blanquiverdes pusieron contra las cuerdas a uno de los candidatos al título y solo la falta de acierto les privó de tumbar a otro de los grandes en un duelo vibrante en Vista Alegre. Los puntos sumados por el Burela y el Osasuna Magna complican el objetivo y podrían hacer que los de Josan González llegaran al domingo, la última jornada, en zona de play out. En Jaén tendrán que buscar la machada, para evitar una eliminatoria extra que pondría en peligro el objetivo.

La puesta en escena de los blanquiverdes se asemejó mucho a la de sus grandes tardes en Vista Alegre. Presión alta, un planteamiento atrevido de Josan González y mucho despliegue físico para frenar el juego combinativo de los murcianos. El plan le funcionó a la perfección al Córdoba Futsal, que salvo por un disparo de Paradynski en los primeros compases no sufrió para defender su meta.

Más bien al contrario, hizo sufrir de lo lindo al cuadro charcutero, que no fue capaz de frenar el ímpetu de los locales, empujados por un imponente ambiente en Vista Alegre, con un millar de seguidores en la grada, en la mejor entrada del curso. Caio César rompió las hostilidades para el cuadro cordobés y enseguida Jesulito probó a Juanjo tras dejar atrás a su par.

El gaditano dejó muestras de su calidad en el 6', cuando destrozó a un rival con un regate seco para asistir a Shimizu, cuyo disparo se marchó lamiendo el palo de la meta de Juanjo. Por momentos, ElPozo Murcia se vio agobiado ante el torrencial de ocasiones del Córdoba Patrimonio, con un Shimizu muy activo al que solo frenó la solvente figura de Juanjo bajo palos.

Shimizu tira un caño a Felipe Valerio. Shimizu tira un caño a Felipe Valerio.

Shimizu tira un caño a Felipe Valerio. / Juan Ayala

En el 7', Miguelín tuvo que salvar el tanto de Jesulito con una espectacular chilena sobre la línea de gol. Sin dejar respirar a los de Giustozzi, Del Moral chutó con fuerza y obligó a lucirse a Juanjo. Para entonces, el meta visitante ya era de largo el mejor jugador en pista, con intervenciones de auténtico mérito, como otra ante Saura en el 12'.

Bien replegado atrás y muy efectivo en el robo, el Córdoba Futsal encontraba pasillos para correr, haciendo méritos de sobra para haber encontrado la portería. Con todo, ElPozo Murcia fue capaz de capear el temporal y equilibró el duelo durante unos minutos, mientras Josan González exprimía su rotación con cambios constantes para garantizar la frescura de piernas en su equipo. En el 16', un despeje de Jesulito casi lo convierte en gol Zequi, que ganó el balón en el área pequeña pero no logró encontrar portería, Y claro, después de tanto perdonar, estaba cantado que ElPozo tendría su opción.

Los charcuteros perdonaron en el 18', con un tiro de Pol Pacheco que despejó Prieto. Unos segundos después, Miguelín culminó con un ajustado tiro raso una gran triangulación de su equipo. Un golpe de calidad puso por delante a los murcianos, que hasta ese momento sufrían de lo lindo en Vista Alegre. Y aún pudo ser peor para los blanquiverdes, pues antes del descanso Alberto García se plantó solo ante Prieto, lo quebró, pero remató desviado con todo a favor. Habría sido un castigo excesivo para el cuadro de Josan González.

La renta permitió a ElPozo cambiar su planteamiento en la segunda parte y jugar al contragolpe. Aún así, Jesulito apretó a Juanjo con un disparo potente que desvió el meta murciano, inmenso durante toda la noche. Los locales siguieron presionando y Shimizu, a la media vuelta y con un defensor colgado de su espalda, se sacó un chutazo que desvió Juanjo, encendiendo a la grada.

Jesulito saca un disparo potente ante la ordenada defensa de ElPozo Murcia. Jesulito saca un disparo potente ante la ordenada defensa de ElPozo Murcia.

Jesulito saca un disparo potente ante la ordenada defensa de ElPozo Murcia. / Juan Ayala

ElPozo Murcia no se amedrentó y quiso igualar el duelo físico, lo que hizo que la tensión se desbordara. En el ecuador del segundo acto, Boyos lo probó en una falta con un disparo que se incrustó en la cruceta de la portería visitante. El rebote no entró a las redes de puro milagro. O más bien fatalidad. Cansados pero apretando los dientes, ayudados por el aliento de la grada, los de Josan González empezaron a asumir riesgos y fruto de ello ElPozo abrió la brecha, en una gran contra de Leo Santana que culminó Pol Pacheco.

El golpe fue duro y a los locales les costó unos minutos reponerse, pero Caio César enchufó a los suyos con una acción admirable. El cierre brasileño luchó una bola que todos daban por perdida, la gano y tumbó a Juanjo, asistiendo a Saura para que empujara el balón a la red.

El gol fue la mecha que acabó de prender Vista Alegre, y con ese impulso los blanquiverdes buscaron el empate hasta el final. Zequi tuvo la igualada en otra contra que Juanjo abortó con rapidez, hasta que a falta de dos minutos, Josan González se la jugó con portero-jugador. La presión de los cordobeses creció entonces hasta el límite que ElPozo podía soportar y la sexta falta no tardó en caer.

Saura agarró el balón para asumir la falta libre -el balón quedó más cerca de la meta que la distancia del doble penalti-, pero Juanjo, inmenso toda la noche, aguantó el tipo y salvo a lo suyos. Hasta el final, el Córdoba Patrimonio lo intento y Jesulito rozó la igualada en la última ocasión del partido, pero su disparo se fue desviado por muy poco. Solo ahí, tras el pitido final, dejó de intentarlo el cuadro blanquiverde, todo corazón. No duden de ellos, porque aunque el objetivo se ha complicado, lo van a conseguir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios