Balonmano

El Ángel Ximénez sigue sin ganar en su pista

  • Los de Julián Ruiz caen ante el Ciudad Encantada de Cuenca y deslucen su victoria en Alcobendas

Chispi, en un partido de la presente temporada. Chispi, en un partido de la presente temporada.

Chispi, en un partido de la presente temporada. / Peralta

Tras la inyección de confianza que supuso el triunfo en Alcobendas, el Ángel Ximénez-Avia dejó escapar dos puntos importantes ante el Liberbank Cuenca (27-30), en un choque intenso y jugado de poder a poder que se resolvió en la segunda mitad, donde el conjunto castellano-manchego supo aprovechar las debilidades de un cuadro local, que pecó de exceso de precipitación en los momentos claves del encuentro, gracias en gran medida a la aportación de un estelar Leonardo Dutra, que con diez goles en su haber, marcó las diferencias y guió a los suyos al triunfo.

De salida ambos equipos imprimieron un altísimo ritmo de juego al partido, con un intercambio de goles constante que se asemejaba más a un correcalles que a un partido de balonmano. Sin embargo, las paradas de un inspirado Álvaro de Hita y el acierto de David Jiménez en el lanzamiento exterior impulsaron al equipo pontanés a tomar la delantera en el electrónico. Así, el gran trabajo defensivo y a la efectividad en la faceta ofensiva se tradujeron en una máxima renta favorable de tres tantos (13-10), ventaja que los conquenses redujeron mínimamente en los últimos instantes para irse dos abajo de camino a vestuarios (15-13).

No obstante, tras la reanudación cambió por completo la dinámica del encuentro. El equipo de Lidio Jiménez salió mucho más enchufado y logró un 0-4 de salida encendiendo todas las alarmas en un cuadro pontanés muy espeso en ataque e impreciso en los lanzamientos que, además, se estrellaba una y otra vez frente a la férrea defensa visitante.

Además, la irrupción de un desatado Dutra, que anotaba tantos y repartía juego por igual entre sus compañeros, contribuyó a que la ventaja visitante fuera aumentando hasta un inquietante 20-23 que alentó las dudas en las filas locales. Pese a ello, el Ximénez trató de reaccionar en el tramo final y llegó a ponerse a tan sólo un gol tras dos tantos de Rudovic (24-25), pero fue ahí cuando volvió a aparecer Dutra para dar oxígeno a un Liberbank que, ante la ansiedad de los pontanos, supo jugar mejor sus bazas y amarrar un triunfo que acrecienta la racha negativa de los de Puente Genil en casa, donde todavía no han ganado en lo que va de liga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios