Balonmano | Liga Asobal

El Ángel Ximénez-Avia cae con claridad ante un efectivo Bidasoa Irún (22-28)

  • Los de Julián Ruiz mostraron su peor versión ante el equipo revelación de la temporada

Víctor Alonso es frenado por la defensa del Bidasoa Irún. Víctor Alonso es frenado por la defensa del Bidasoa Irún.

Víctor Alonso es frenado por la defensa del Bidasoa Irún. / Rafa Peralta

Mal partido el que firmó el Ángel Ximénez-Avia ante el Bidasoa Irún (22-28), equipo sólido y solvente que demostró en el Alcalde Miguel Salas su condición de aspirante al subcampeonato. Los irundarras estuvieron muy concentrados en todo momento para desactivar las fortalezas de los pontanenses, convirtiendo su combinación de defensa y portería en un verdadero muro imposible de superar para un cuadro local discreto y bastante desdibujado que, con independencia del rival que tenía enfrente, probablemente cuajó uno de sus peores partidos de la temporada.

El choque comenzó con ritmo y alternativas en el electrónico, un escenario de intercambio de goles que auguraba un duelo atractivo. Las defensas se veían superadas por la efectividad de los lanzadores y así, en apenas unos minutos los guarismos goleadores se dispararon.

Pero con el 5-5, los vascos decidieron meter una marcha más y aprovecharon un par de lanzamientos fallidos de Rudovic para explotar la segunda oleada y dar continuidad a su juego de ataque, lo que se tradujo en un parcial de 0-3 que dejaba un inquietante 5-8 en el marcador, situación que obligó a Julián Ruiz a parar el partido. El técnico cántabro decidió ajustar su defensa a 5:1 con Víctor Alonso de avanzado, y ello, unido a una mayor paciencia en el juego de ataque, permitió a los de Puente Genil limar poco a poco la desventaja.

Al descanso, casi sin opciones

Los goles de Chispi, Costa Días desde los siete metros y Rudovic, facilitaron las cosas para que los pontanos recuperaran el terreno perdido (9-10), pero fue un espejismo, ya que el Bidasoa volvió a pisar el acelerador con un nuevo parcial de 0-2 que impedía equilibrar las cosas. Tocaba volver a tener paciencia, no precipitarse y subir el nivel defensivo, algo en lo que se afanó el cuadro pontanés para volver a situarse a uno (11-12) con un gol de Juanlu Moyano. Pero a falta de cuatro minutos para el descanso llegó la debacle.

El Ximénez se descentró, bajó los brazos en defensa y pecó de exceso de nerviosismo en ataque, con lanzamientos muy centrados y poco precisos que facilitaron las cosas a Xoan Ledo. Los de Cuétara hicieron una buena lectura de la situación y decidieron que la oportunidad era propicia para defender y correr, de modo que con Cavero, Zabala y Kauldi Odriozola –impecable durante todo el encuentro- como estiletes, asestaron un parcial de 0-4 que dejó el partido casi sentenciado con el 11-16 de camino a los vestuarios.

El Bidasoa Irún, sólido atrás

Ya en la segunda mitad, el choque fue un querer y no poder constante para el Ángel Ximénez que, pese a un tímido intento de reacción inicial, fue sucumbiendo ante el gran trabajo defensivo del conjunto guipuzcoano, capaz de maniatar por completo a la primera línea pontanesa. Los vascos no sólo ajustaron la defensa sobre Rudovic o David Jiménez impidiéndoles realizar cómodos lanzamientos, sino que complementaron la labor colectiva facilitándole el trabajo a un inspirado Ledo bajo palos y corriendo el contraataque, donde Kauldi Odriozola fue letal.

De nada sirvió el tiempo muerto pedido por Julián Ruiz con 14-21, ya que sus jugadores se contagiaron del letargo y llegaron a coquetear con la barrera de los diez goles en contra, algo que arrancó algún que otro tímido silbido de la grada. Ya en el tramo final, los minutos de la basura no tuvieron historia dejando únicamente la participación del internacional cordobés Pablo Martín, que celebró su reciente convocatoria con la selección júnior anotando el último tanto del encuentro para dejar el 22-28 definitivo.

Ficha técnica

Ángel Ximénez-Avia: De Hita; Costa Días (3), Xavi Túa (3), Rudovic (2), Chispi (3), Leo Almeida y Víctor Alonso (4) –siete inicial–, David Jiménez (1), Barros, Cuenca, Castro (3), Juanlu (1), Chaparro (1), Pablo Martín (1), Consuegra y Lombés.

Bidasoa Irún: Ledo; Kauldi (6), Iker Serrano (1), De la Salud (4), Renaud (1), Rodrigo Salinas (4) y Seri –siete inicial–, Cavero (1), Zabala (4), Aldaba (1), Esteban Salinas (2), Barthe, Azkue (4), Tesoriere y Rangel Luan.

Parciales: 3-2; 5-6; 6-9; 9-11; 9-12; 11-16 (descanso), 13-17; 14-20; 15-23; 16-25; 18-27 y 22-28.

Árbitros: Hermanos Escudero (cántabros). Excluyeron a los locales Almeida (2), Túa y Alonso y al visitante Tesoriere.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios