fútbol

La Supercopa, a un partido y en Tánger

  • Luis Rubiales alude cuestiones económicas y de calendario para simplificar el torneo en una sola cita

Luis Rubiales, con el presidente del Sevilla, Pepe Castro, al fondo. Luis Rubiales, con el presidente del Sevilla, Pepe Castro, al fondo.

Luis Rubiales, con el presidente del Sevilla, Pepe Castro, al fondo. / juan carlos hidalgo / efe

Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), anunció ayer que la Supercopa de España que enfrentará a Barcelona y Sevilla se jugará el domingo 12 de agosto a partido único, probablemente en la ciudad marroquí de Tánger.

"La decisión por unanimidad de la Junta, aprobada por AFE y por LaLiga, ha sido la de constatar que la final de la Supercopa será a partido único y el día 12. Muy probablemente será en Tánger, pero tenemos que pedir permiso a la FIFA y también a nivel de administración en España para que se hagan las gestiones oportunas", indicó Rubiales en rueda de prensa.

El presidente explicó los motivos por los que no se jugará a doble partido, bien el 5 y el 12 de agosto, que eran las fechas planteadas por LaLiga, o bien ese último día y el 19, como contempló la RFEF. "Hay un convenio colectivo firmado entre AFE y LaLiga que habla de una jornada de descanso y haría inviable la celebración del compromiso a doble partido el 5 y el 12. El 5 los jugadores o no llegarían o llegarían con el mínimo rodaje y no podrían participar", explicó.

También señaló que "el 12 y el 19 hay un problema con LaLiga, que se ha encargado de comunicarnos por escrito, ya que entienden que se ataca a la primera jornada, que es una jornada fundamental". "Si fuera otra se podría ver, pero que la competición no empiece con todos sus participantes les generaría un problema de consecuencias económicas graves. Eso generaría un conflicto entre LaLiga y la Federación que queremos evitar", aclaró.

En cuanto a la elección de Tánger, señaló que se debe a cuestiones de salud y económicas: "La AFE nos plantea que debemos buscar un sitio donde celebrándolo a una hora no sea una olla de calor. Todos conocéis las condiciones climatológicas de Tánger y si viene una ola de calor lo sentimos y será algo que no podremos explicar. Sabemos que a partir de las siete o las ocho bajan las temperaturas, siempre por debajo de los 30 grados", dijo.

"Hay además unas cuestiones económicas. En conversación con Javier Tebas se me trasladó que uno de los clubes pedía una compensación económica en torno a los 950.000 euros. Jugando en Tánger va a ser superior. No solo en cuanto a esta cantidad, sino que, además, cada equipo contará con 6.000 entradas. Y también se le va a dotar a cada club del pago completo del viaje y la estancia en Tánger", agregó.

Asimismo, aseguró que habrá opciones de adquirir localidades para quienes no se hagan con una de esas 6.000: "El resto de las entradas serán de venta online hasta los días anteriores, quizás la semana o diez días anteriores a que se pongan a disposición. Esto quiere decir que desde España también se van a poder comprar las entradas que no se puedan atender con las 6.000 que ponemos a disposición de cada club", detalló.

"Hemos buscado otras opciones, tanto Madrid como Valencia podrían haber sido otra posibilidad. Pero en cuanto a la cuestión económica no había esa capacidad de compensación y sufríamos un riesgo de que no siendo en casa de ambos clubes no dotáramos a la Supercopa de buen ambiente y de un lleno. Se subsanaba jugando en un campo más pequeño, pero no llegábamos al asunto económico. Jugar en Barcelona o en Sevilla no era aceptado por el otro club", concluyó Luis Rubiales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios