Fútbol | Tercera RFEF

El Salerm Puente Genil se da una gran alegría ante el Xerez CD (0-1)

  • Los pontanos, con un gol de Giráldez en el descuento, sellan sus primeros tres puntos del curso

  • El meta Christian López fue clave tras detener una pena máxima en la primera parte a Iván Navarro

Los jugadores del Salerm celebran el gol de Giráldez ante la desilusión de Lay.

Los jugadores del Salerm celebran el gol de Giráldez ante la desilusión de Lay. / Manuel Aranda

El Salerm Puente Genil arrancó el curso con una sonoro triunfo en Chapín ante el Xerez CD. Un gol de Giráldez en el tiempo de descuento sirvió a los de Juanmi Puentenueva para derrotar a uno de los candidatos a estar en la pelea por todo en este Grupo X de Tercera RFEF. Otro de los nombres propios del cuadro pontano fue Christian López, que detuvo en la primera mitad una pena máxima a Iván Navarro.

Con las bajas de Juanfran y Amin, el Salerm, que el jueves conocerá a su primer rival en la Copa RFEF tras ser subcampeón de la Copa RFAF, tenía un hueso duro de roer para arrancar el curso. Salió intenso y dispuesto a tomar las riendas del partido el Xerez CD ante un rival que pronto comenzó a dejar claras sus señas de identidad, en las que ese otro fútbol siempre está presente.

Esperando al cuadro azulino muy atrás, no se complicaba y hasta el minuto 10 no llegó el primer tiro a puerta de los locales. Joselillo centró más que disparó y el balón terminó manso en las manos de Christian. Y la réplica de los rojinegros le pudo costar cara al cuadro xerecista al cuarto de hora. Fue el primer susto. Giráldez se sacó un gran disparo al que respondió César con una excelente intervención. El rechace le cayó a Mario Ruiz y otra vez el portero azulino estuvo acertado. Metió la manopla y mandó la pelota a saque de esquina.

El partido se animó y los cancerberos empezaron a tener trabajo. Christian también tuvo que tirar de reflejos para repeler un buen lanzamiento de Joselillo desde la frontal (19') y en el 24', una pérdida de balón de Jesús Parada acabó en una falta en el borde del área que Mario Ruiz estrelló en la cruceta y justó después, Alan Araiza le pegó con rosca y el balón se marchó fuera por poco.

El encuentro cambiaba de decoración. El Salerm se estiraba y presentaba sus credenciales. Pero a la media hora, Cubero pecó de inexperiencia ante Iván Navarro, que le ganó la partida justo en la línea de fondo y le derribó. La pena máxima fue clara, como claro tuvo Christian qué debía de hacer para detener el lanzamiento del extremo sevillano. Con mucho suspense, Navarro lo lanzó flojo, demasiado centrado y el meta visitante lo detuvo, le dio tiempo a rematar el rechace y otra vez el guardameta repelió el tiro. El meta confirmaba su buen momento. Ya ante el Ciudad de Lucena en las semifinales de la Copa RFAF clasificó a su equipo al detener dos lanzamientos en la tanda que les dio el pase a la final.

Christian López detiene un disparo de Iván Navarro. Christian López detiene un disparo de Iván Navarro.

Christian López detiene un disparo de Iván Navarro. / Manuel Aranda

En el 37', un despiste defensivo dejó a Alan en una buena posición para anotar. No se lo pensó y obligó a meter una mano milagrosa a César, que también era protagonista. En el 40', fue Juan Luna el que mandó fuera por poco un disparo raso tras un saque de esquina y en el 41', otra vez Christian despejó un trallazo que ya se cantaba en la grada como gol de Joselillo.

Tras el receso, el Xerez CD mantuvo el bloque y el Salerm dio entrada a Salva Vegas por Alan Araiza. Los minutos iniciales fueron titubeantes y los de Puentenueva los aprovecharon, pero no acertaron a concretar ni Joaquín ni Salva Vegas. Las oportunidades locales ya no eran tantas y el conjunto visitante comenzaba a tomarse su tiempo en todas las acciones. 

El juego se volvió espeso y César volvió a aparecer en el minuto 79 para salvar los muebles. El cancerbero xerecista se lució para despejar un tiro de Giráldez y voló para meter la mano y desviar el posterior tiro de Cerpa. Los dos equipos, con el paso de los minutos, se quedaron en reserva y ya les costaba un mundo tanto atacar como defender y los azulinos jugaron los cuatro minutos de descuento con diez por la lesión de Juan Luna. El central aguantó todo el partido, pero no pudo más al final.

Y con uno menos en el cuadro local llegó el mazazo del Salerm Puente Genil. Tras un saque de banda, Giráldez, ya en el tiempo de descuento, recibió un balón casi a la altura del punto de penalti y no perdonó. 0-1 y jarro de agua helada en Chapín. No había tiempo para más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios