Fútbol · Lucena

Rojas no engaña a nadie

  • El director general admite que "a día de hoy, ni hay acciones ni hay dinero" · El viernes hay cita para atender a los estafados

Ser aficionado del Lucena es algo lógico si eres natural de la localidad. Ser socio -ayer concluyó el plazo- es una opción que te garantiza fútbol de Segunda B cada dos fines de semana. Pero, por lo visto, ser accionista es una quimera. El viernes hay una cita en la sede del club para atender las reivindicaciones de todos aquéllos que realizaron una contribución económica para formar parte de la sociedad anónima deportiva planificada por Jon Ander López y en la actualidad no tienen nada, salvo un enfado monumental. Se sienten estafados. Y el director general de la entidad, Rafael Rojas, no les quita la razón: "A día de hoy, ni hay acciones ni hay dinero".

Una cantidad notable, cerca del millón de euros, se ha perdido en el camino. Los interesados hicieron una reserva de las acciones, depositando el dinero en un banco a la espera de que se constituyera la sociedad. Pero la posibilidad de cuadrar los presupuestos de los ejercicios 06-07 y 07-08 era una tentación demasiado grande para Jon Ander. Sin referirse al ex presidente, Rafael Rojas insta a "pedir cuentas a quien de alguna manera llevó el proceso de constitución de esa sociedad anónima, que tiene nombres y apellidos y debe responder. Queremos ser muy cautos, no queríamos comparecer hasta tener los datos muy claros". "Los datos contables son muy confusos, y la documentación no es la normal en ningún tipo de empresa, y menos en un club de fútbol", agregó el dirigente, protagonista ayer en el programa La Jugada, de Canal Sur.

Los actuales responsables del club van a "dar la cara" el viernes, aunque "las explicaciones no son muchas". "En muchos casos, desconocemos en qué se ha gastado ese dinero", apuntó Rojas, que junto al presidente, Francisco Ramírez Aceituno, propondrá "soluciones a medio o largo plazo", porque devolver el dinero es "imposible" a estas alturas. Por ello, solicitan "comprensión a los pequeños accionistas", que están teniendo "una paciencia infinita" y saben que "los actuales gestores no son los culpables de esta situación".

Rojas sabe "la devolución íntegra del dinero" es tan "ideal" como utópica, ya que la sociedad anónima brilla por su ausencia. "A día de hoy resulta lejano que el Lucena, con los activos que tiene, diera un resultado como para constituir la sociedad", explicó. Esa posibilidad, siendo "realista", es "imposible de sostener". "No arrancaría de cero, sino de menos mil", enfatizó.

Los asesores consultados recomiendan la no constitución de la sociedad, por lo que todos los esfuerzos están centrados en buscar una alternativa a los aficionados que hicieron la reserva.

A la espera de disponer de un informe pormenorizado, el Lucena no se posicionará en este asunto. Una vez escuchado el sentir de la afición y con todos los argumentos en la mano, "el club tomará las medidas que crea convenientes. No queremos precipitarnos". "Lo que está claro es que la actual directiva es totalmente ajena a esta situación", reiteró Rojas, quien lanzó otro recado a Jon Ander, "la persona que avaló la viabilidad del proceso". El director general no menciona al ex presidente, y nadie en la entidad aracelitana recuerda su estancia con agrado. Ahora lo pagan caro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios